San Salvador. Lunes 25 de enero de 2016. Como parte de las actividades programadas en el mes dedicado a las personas adultas mayores, todas las sedes de Ciudad Mujer han venido desarrollando una serie de talleres, charlas, jornadas de difusión de derechos humanos y actividades artísticas y culturales, en donde se destaca la experiencia, el conocimiento y la productividad que brindan las mujeres adultas mayores al desarrollo del país.

Una de las actividades realizadas por la sede de Ciudad Mujer Colón fue el convivio intergeneracional entre mujeres adultas mayores y niños y niñas de varios municipios del área de influencia de este centro de atención integral; en el evento desarrollaron juegos tradicionales, cuenta cuentos, narración de historias y costumbres de los pueblos originarios, entre otras actividades cuyo objetivo fundamental era el de generar un espacio interactivo en el que personas mayores pudieran compartir sus experiencias con los niños y las niñas que junto a sus madres, hacen uso de los servicios de Ciudad Mujer.

“Con esta actividad se demuestra que las Personas Adultas Mayores siempre tenemos cosas para dar; entre ellas nuestro conocimiento, las experiencias e historias propias que podemos transmitir a nuestros niños y niñas”, así lo manifestó Aracely Martínez de López, quien participó en la actividad y es una adulta mayor de 73 años, quien lidera además la casa de la mujer en Lourdes Colón, del departamento de La Libertad.

Los niños y niñas que asistieron a la actividad provenían de diferentes centros escolares de los municipios de Sonsonate y Armenia; también participaron los hijos e hijas de usuarias de la sede de Ciudad Mujer Colón y un grupo de adultas mayores de pueblos originarios de Santo Domingo de Guzmán y de la organización Musas Creativas de Armenia, ambos del departamento de Sonsonate.

Por su parte, la sede de Ciudad Mujer Morazán llevó a cabo un taller para la fabricación de artesanías y adornos con materiales reciclados, dirigido a mujeres adultas mayores de los municipios de Perquín, Jocoro, el Divisadero, San Carlos y San Francisco Gotera, todos del departamento de Morazán, con el objetivo de generar prácticas de conservación del medio ambiente y también como una terapia ocupacional.

“Me encantó el taller porque nos están enseñando a utilizar cosas que siempre botamos y que podemos reciclar, como cartón, botellas y papel periódico; pero ahora ya sabemos cómo usarlas nuevamente, hacer cosas lindas y hasta venderlas; además, nos sirve mucho como terapia y para conocer otras mujeres de nuestra misma edad”, así lo expresó Maribel Gómez Soto, quién es usuaria adulta mayor del Módulo de Salud Sexual y Reproductiva, de la sede de Morazán.

Doña Maribel también comentó que se siente muy contenta y agradecida con Ciudad Mujer, ya que recientemente recibió un curso de panadería del que se graduó y ahora con los conocimientos adquiridos vende pan y pizza en el cantón Llano Santiago, caserío Montecristo, en el municipio del Divisadero, lugar donde reside.

El taller se realizó con el apoyo de la Casa de la Cultura del municipio de Perquín y participaron usuarias del club de adultas mayores y del club de climaterio y menopausia que dirige el Módulo de Salud Sexual y Reproductiva, de la sede de Ciudad Mujer Morazán.