Jiquilisco. Usulután. Domingo, 27 de agosto de 2017. La labor de la Secretaria de Inclusión Social, Vanda Pignato, por los derechos y la dignidad de las mujeres, fue reconocida este día por la Articulación Nacional de Comunidades Eclesiales de Base (CEB) de El Salvador, durante un encuentro de dichas comunidades realizado este día en la comunidad Nueva Esperanza de Jiquilisco (Usulután), en la zona del Bajo Lempa, con motivo del centenario de nacimiento de Monseñor Oscar A. Romero. La funcionaria participó de la actividad y además de agradecer el reconocimiento, pidió que las CEB se sumen al trabajo para lograr un país libre de violencia para las mujeres.

“Usted ha transmitido coraje, valor y amor a las mujeres salvadoreñas”, dijeron representantes de las CEB a la Secretaria Pignato, e igualmente agradecieron su cercanía con el pueblo y la pasión que pone para dignificar a las mujeres.

Por su parte la funcionaria, recordó que desde muy joven fue parte de las CEB en Brasil, su país de nacimiento, una vivencia que la marcó para toda la vida e incentivó a involucrarse en la política para transformar la sociedad, algo que hace realidad desde hace ocho años a través de su trabajo al frente de la Secretaría de Inclusión Social (SIS), institución dedicada a crear políticas y proyectos para las poblaciones que por años fueron excluidas. Desde 2011, esa labor se enfoca mucho en el desarrollo de las mujeres a través del programa Ciudad Mujer para facilitar el ejercicio de sus derechos.

La actividad de este día también estaba dedicada a conmemorar el segundo aniversario del fallecimiento del padre Pedro Declerq, un sacerdote belga que por muchos años trabajo junto a CEB en San Salvador, Morazán y el Bajo Lempa, siguiendo el legado de Monseñor Oscar A. Romero, el beato salvadoreño que desde hace años también inspira la labor de la Secretaria de Inclusión Social.