Con el objetivo de conocer el desarrollo del “Proyecto comunitario de prevención de la violencia de género”, una delegación del gobierno de Japón realizó un recorrido por el Centro Escolar Alberto Guerra Trigueros, en Armenia, donde pudieron constatar la ejecución de dicho proyecto y de cómo los alumnos y alumnas se están apropiando de éste.

El objetivo de esta iniciativa es el involucramiento de las y los jóvenes en acciones que permitan desarrollar ambientes libres de violencia en contra de las adolescentes y jóvenes, al interior de los centros escolares. Mediante el proyecto, tanto estudiantes como maestros y maestras adquirirán los conocimientos para que sean capaces de cuestionar la cultura machista y sus consecuencias; que conozcan el valor que tienen como mujeres y hombres; que respeten a las personas que provengan de diferentes contextos, con estilos de vida diversos, siendo capaces de cuestionar a quienes no toleran esta diversidad.

Durante la visita, los representantes del país nipón pudieron verificar los talleres que los estudiantes están implementando, los cuales están basados en una metodología participativa que incluye dinámicas grupales y espacios de reflexión individual y colectiva, donde todas y todos tiene algo que aportar. También, visitaron el salón donde se ha instalado una radio estudiantil, siempre como parte del proyecto, para que los alumnos y alumnas puedan tener un espacio colectivo para compartir mensajes con miras a prevenir la violencia de género y el bullying.

Esta campaña forma parte del proyecto “Modelo de Promoción Comunitaria para la Prevención de la Violencia de Género”, y que es coordinado por la Secretaría de Inclusión Social (SIS), a través del Módulo de Educación Colectiva de Ciudad Mujer Colón; el Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer (ISDEMU) y el Ministerio de Educación (MINED) y cuenta con el apoyo financiero del Gobierno de Japón, administrado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El proyecto contempló en un primer momento la capacitación de 44 docentes de centros escolares de los municipios de San Juan Opico, Colón, Sacacoyo, Tepecoyo, Jayaque y Armenia, quienes fueron acreditados como docentes formados en un modelo de educación comunitaria para la prevención de la violencia de género. Una campaña de sensibilización e información se comienza a desarrollar como parte de la segunda fase del proyecto, la cual abarcará 17 centros educativos de la zona de influencia de Ciudad Mujer Colón.

El “Modelo de Promoción Comunitaria para la Prevención de la Violencia de Género”, que se desarrolla con la ejecución de este proyecto, es una adaptación del programa “H y M” elaborado por Promundo, ECOS e Instituto Papai, de Brasil; Salud & Género, de México; y World Education, de Estados Unidos. Gracias a su impacto en los resultados ha sido apropiado en más de 20 países de todo el mundo, implementándose en coordinación con instancias de la sociedad civil, organismos de las Naciones Unidas e instituciones gubernamentales. Los programas “H y M” han sido diseñados para involucrar a mujeres y hombres jóvenes en discusiones sobre cómo ideas rigurosas de comportamiento afectan a  hombre y mujeres, principalmente en sus elecciones de vida, su salud, sexualidad y en la violencia basada en género.