Por Secretaria de Inclusión Social y Presidenta del ISDEMU, Vanda Pignato:

Queridas amigas y amigos.

Bienvenidas y bienvenidos a esta graduación de la Escuela de Formación para la Igualdad Sustantiva.

En verdad me complace mucho estar con ustedes, compañeras funcionarias de todas las sedes de Ciudad Mujer y del ISDEMU, porque la clausura de estos dos importantes cursos representa importantes avances para el logro de la igualdad sustantiva a favor de todas las mujeres.

En primer lugar, porque no es posible alcanzar el adelanto real en la garantía, respeto, protección y promoción de los derechos humanos de las mujeres, sin que las instituciones estatales nos encontremos debidamente fortalecidas para dar la respuesta oportuna y efectiva a esos retos, particularmente a los de lograr la reducción de la desigualdad de género y la discriminación.

Y para lograr ese fortalecimiento institucional es absolutamente imprescindible contar con funcionarias y funcionarios con mayores niveles de profesionalización, formación e información.

De allí la razón por la cual el ISDEMU, como institución rectora en la garantía de los Derechos de las Mujeres, desarrolle una importante estrategia de formación a través de la Escuela de Formación para la Igualdad Sustantiva (EFIS).

Para esto, la EFIS ha implementado diferentes modalidades pedagógicas, innovadoras y creativas, utilizando la tecnología como una herramienta estratégica y amigable que contribuya a la deconstrucción de estereotipos socioculturales que impiden acercar la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres.

Y todo el trabajo de la EFIS  parte de la convicción de que la educación es un proceso permanente, que no puede ni debe finalizar. Pero estamos hablando de una educación que trasciende los conocimientos teóricos; una educación que sea integral, que toque la sensibilidad, la mente, el cuerpo y el espíritu.

Es decir, una educación que toque la vida misma de cada una y de cada uno, para ser personas convencidas, activas, capaces de transformar actitudes y prácticas, con el fin de humanizar la acción del Estado, y lograr la justicia y la igualdad.

Justamente de aquí, de esa capacidad transformadora que tiene la educación, viene la segunda razón por la cual me siento particularmente contenta de esta graduación.

Y es que además de la certeza de que hay que mejorar las capacidades del funcionariado público, de cara al cumplimiento de derechos de la ciudadanía, también tenemos la absoluta convicción de que hay que apoyar a las personas que trabajan tan arduamente en nuestras instituciones.

Es decir, amigas y amigo, que les vemos no sólo como empleadas, sino como personas en quienes vale la pena invertir, para que crezcan, para que amplíen sus conocimientos y desarrollen más sus propias capacidades.

Eso es porque les valoramos y apreciamos el trabajo comprometido que ustedes hacen y que, estamos seguras, seguirán haciendo.

En esta ocasión, son 43 funcionarias de las diferentes sedes de Ciudad Mujer que se gradúan del curso del nivel básico “ABC Vida Libre de Violencia para las Mujeres”.

También reciben su diploma 48 compañeras de Ciudad Mujer y del ISDEMU, así como un compañero hombre de la Escuela de Formación para la Igualdad Sustantiva, que han participado en la validación del curso de especialización “Salud Sexual y Reproductiva”, el cual plantea un reto grande en la atención de salud integral con enfoque de género y de derechos por parte del sistema de salud.

Les doy mis sinceras felicitaciones y su debido reconocimiento en este día en el que están dando un paso importante, no solo para sus vidas, sino para la sociedad, para la institución que representan y para el país, puesto que es un avance cualitativo hacia la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres.

Recordemos que no hay un mañana, que es ahora el momento preciso para asumir tanto el compromiso personal, como el institucional para hacerlo extensivo a todas y todos, porque nuestra meta es la igualdad sustantiva.

Felicitaciones por asumir este compromiso. Me siento muy orgullosa de todas ustedes.

Muchas gracias.