Muy buenos días.

Me da mucho gusto poder estar con ustedes esta mañana en el inicio de estas dos jornadas de capacitación dirigidas a nuestras amigas y amigos periodistas, quienes a lo largo de mi gestión como Secretaria de Inclusión Social nos han apoyado en la difusión de información y mensajes para que los sectores en situación de vulnerabilidad física y social, tengan acceso a los servicios y oportunidades ofrecidos a través de los proyectos y programas que impulsamos.

De esa forma, los medios de comunicación, las y los periodistas también contribuyen a la inclusión social de las mujeres; de las personas adultas mayores y la población de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales (LGBTI), en particular.

Me refiero, así, al gran apoyo que han brindado a Ciudad Mujer, al Programa Nuestros Mayores Derechos y a otros proyectos emprendidos por esta Secretaría.

El apoyo que ustedes nos brindan es fundamental para la visibilización de las graves problemáticas que afectan día con día a estos grupos poblacionales. Por ejemplo, la violencia de género que sufren las niñas, adolescentes y mujeres en todo el país; los crímenes por odio y la discriminación que sufre la población LGBTI, y las situaciones de maltrato y falta de atención integral hacia las personas adultas mayores.

Es aquí donde los medios de comunicación y principalmente ustedes periodistas, que son los creadores de la noticia y de las opiniones que circulan en diferentes plataformas mediáticas, los que tienen una importante misión que cumplir en la sociedad, y es la de fomentar en la población el respeto a la dignidad de las personas, sin importar su género, orientación sexual, edad o condición económica.

Son ustedes, periodistas, las personas y profesionales responsables de difundir información sobre las legislaciones e instituciones del Estado a las que pueden acudir las personas que han sido vulneradas en sus derechos fundamentales y de señalar ante la opinión pública a aquellas instancias públicas o privadas que discriminan, maltratan y vulneran los derechos humanos de las grandes mayorías.

El ejercicio del periodismo a través de los diferentes géneros y formatos informativos, debe salvaguardar la dignidad humana de conformidad con las disposiciones del derecho nacional e internacional, y no lo digo yo, sino el Código Internacional de Ética Periodística de la UNESCO.

Es labor primordial de ustedes evitar la divulgación de todo mecanismo de incitación a la violencia, el odio y la discriminación.

No se puede, por ejemplo, exponer ni re victimizar a una mujer que ha sido víctima de violencia, y difundir su vida y su sufrimiento a través de los medios de comunicación.

Hoy por hoy existen leyes que protegen la imagen y el honor de las mujeres y que imponen multas y penas a quienes infringen los derechos de esta población. Y es por eso que estamos hoy acá, para ayudarles a que conozcan cuáles son las herramientas que pueden utilizarse a la hora de construir una noticia, un reportaje, un artículo de opinión.

En una sociedad llena de tanta violencia y de expresiones de odio, sobre todo en estas épocas de campañas electorales donde los contendientes quieren destruir a sus oponentes políticos a través de campañas de desprestigio personal; de la utilización de las mujeres y de niños y niñas como símbolos partidarios, y del uso de formatos audiovisuales sacados del contexto real.

Son ustedes amigos y amigas periodistas los llamados a fomentar la construcción de una cultura de paz, basada en el respeto y en la igualdad.

Para ello, es de vital importancia que conozcan y manejen legislación, estadísticas, teorías y cifras relacionadas con las temáticas sobre las cuales construyen y difunden información e imágenes.

Y es aquí donde la Secretaría de Inclusión Social quiere contribuir a facilitarles las herramientas y los conocimientos necesarios para contribuir al ejercicio de un periodismo profesional, ético y comprometido con el desarrollo del país y con el mejoramiento de la calidad de vida de las y los salvadoreños.

No me queda más que desearles una provechosa y exitosa jornada, quedan en las mejores manos, pues la capacitación será impartida por compañeras y compañeros de la Secretaría de Inclusión Social que tienen una alta formación profesional y cuentan con muchos años de experiencia en el ámbito de los derechos humanos.

¡Muchas gracias!