Por Secretaria de Inclusión Social, Vanda Pignato:

Queridas amigas:

Qué lindo es estar con todas ustedes, nuestras usuarias de la sede de Ciudad Mujer Usulután, en esta oportunidad en la cual vamos a entregar 3,600 diplomas.

Imagínense ustedes! 3,600 mujeres que han sido capacitadas en 201 cursos diferentes, de 22 distintas especialidades.

Así, muchas de ustedes se han formado en cursos como:

– Alta costura

– Asesoras de ventas

– Cocina internacional

– Operadoras de máquinas industriales

– Operadoras de software y Microsoft Office

– Mantenimiento y reparación de computadoras

– Elaboración de uniformes escolares

– Elaboración de zapato artesanal, entre otros.

Estos 201 cursos que ahora damos por finalizados, han sido impartidos a mujeres que viven en 31 municipios: 21 de ellos del departamento de Usulután; 8 de San Vicente y 2 de La Paz.

Hemos podido atender a tantos municipios gracias a nuestra estrategia de llevar los servicios de formación de Ciudad Mujer extramuros:

Allá a donde las mujeres lo necesitan, llega Ciudad Mujer con los cursos itinerantes.

A fin de que la distancia o las dificultades de transporte no sean obstáculos para que las mujeres logren su superación.

Porque eso es lo que pretendemos en Ciudad Mujer: continuar facilitando a las mujeres el conocimiento y el ejercicio de todos sus derechos, brindándoles los servicios, los espacios, apoyos.

Y oportunidades que necesitan para lograr su desarrollo pleno.

Y ustedes, amigas que hoy se gradúan, son el ejemplo viviente de las mujeres que buscan por sí mismas, realizar sus sueños y proyectos.

Son un orgullo para sus familias y para su país, puesto que están trabajando para transformar sus vidas con entusiasmo y energías.

Sabemos que algunas de ustedes han iniciado ya sus emprendimientos de forma colectiva.

Especialmente en el ramo de cosmetología y de corte y confección.

Otras ya se desempeñan en empleos formales gracias a la formación recibida en el curso para operadoras de software.

Quiero destacar, también, que dentro de nuestras graduadas hay 8 mujeres con discapacidad: 6 con sordera y 2 con discapacidad física.

Todo eso demuestra que las mujeres salvadoreñas somos capaces y luchadoras.

Por eso les pido que ustedes animen a otras mujeres a acudir a Ciudad Mujer para que también podamos ayudarlas, pues nuestra meta es llegar a todas las mujeres del país.

Y vamos por ese camino.

¿Saben que con 3 años y 3 meses de funcionamiento hemos atendido en todas las sedes a 512,913 mujeres, brindándoles más de 1 millón 300 mil servicios?

Sólo en Usulután ya casi llevamos las 100 mil mujeres atendidas! Por eso quiero reconocer a mi equipo de trabajo de esta sede de Ciudad Mujer.

Que han venido haciendo una gran labor.

Gracias Margarita y gracias compañeras.

Para llevar adelante todo este trabajo en las sedes de Ciudad Mujer, por supuesto hemos necesitado de muchos apoyos y de buenas amigas y aliadas.

Justamente una de esas valiosas aliadas es nuestra invitada de honor y madrina de esta Graduación de Usulután: la Representante del Fondo de Población de las Naciones Unidas en El Salvador, nuestra querida amiga Elena Zúñiga.

Elena ha sido siempre una gran luchadora por los derechos de todos los grupos poblacionales.

Las personas jóvenes, las personas con discapacidad, las y los adultos mayores y, por supuesto, las mujeres.

A través de su arduo trabajo, Elena ha apoyado los avances en áreas vitales como el acceso a la salud sexual y reproductiva, la prevención y atención de la violencia de género, especialmente la violencia sexual, entre otras.

Por eso, gracias Elena.

Gracias por trabajar en beneficio de las mujeres en El Salvador, por ser un ejemplo a seguir y por acompañarnos esta mañana.

Quiero aprovechar para hacer dos agradecimientos más:

Al Grupo Jumex y a Walmart, quienes nos han apoyado con la donación de jugos y galletas para el refrigerio de nuestras graduandas.

Finalmente, amigas quiero decirles: las felicito por este importante logro, y las animo a seguir trabajando para lograr su pleno desarrollo.

Sigan adelante con paso firme y con la seguridad de que cuentan con Ciudad Mujer para seguir apoyándolas.

Que Dios les bendiga a todas.

Muchas gracias.