Por Secretaria de Inclusión Social, Vanda Pignato:

Buenas tardes.

Es un privilegio recibir en Ciudad Mujer a un notable amigo del Gobierno y del Pueblo de El Salvador, y además, uno de nuestros más importantes y comprometidos aliados en la construcción de un país más inclusivo e igualitario para las mujeres:

El excelentísimo Señor Presidente Ma Ying-Jeou.

Desde el inicio de Ciudad Mujer, precisamente en esta sede, el Gobierno de la República de China Taiwán, liderado por el Presidente Ma, ha brindado un apoyo incondicional a nuestros esfuerzos orientados a promover la realización de los derechos humanos de las salvadoreñas, y en particular, para el logro de su autonomía económica.

Así, hemos recibido valiosas donaciones, tales como equipo informático para los cursos de computación en esta sede de Colón y máquinas de coser para nuestros talleres de corte y confección.

Ha patrocinado cursos especializados en culinaria.

Ha facilitado la donación del equipamiento para las cooperativas de mujeres que se dedicarán a la pasteurización de leche.

El Gobierno del Presidente Ma ha apoyado también, de forma directa, a dos asocios de mujeres transportistas de nuestras sedes de Colón y de San Miguel, quienes nos acompañan esta tarde.

Además, es gracias a la cooperación financiera de la República de China (Taiwán), que estamos construyendo la sede de Ciudad Mujer en Morazán.

Con su ayuda, miles de mujeres se están beneficiando ya, y el país avanza en un camino que hasta hace algunos años se consideraba difícil de alcanzar: el de la construcción igualitaria y equitativa en las oportunidades y en el desarrollo.

Así pues, deseo reconocer que usted y los funcionarios y funcionarias de su Gobierno, han sido, y tengo la seguridad de que lo seguirán siendo, aliados vitales en nuestro trabajo para que El Salvador tenga un desarrollo basado en la igualdad de género.

En la creación de oportunidades y en el respeto a los derechos humanos.

Señor Presidente, tenga la certeza que el Gobierno, el Pueblo y sobre todo, las mujeres de El Salvador, reconoceremos siempre el apoyo solidario que ha acercado más a nuestros países hermanos.

Reciba nuestro profundo agradecimiento y traslade a su noble pueblo, nuestro saludo más fraterno y nuestros mejores deseos de prosperidad.

Muchas gracias.