Buen día, amigos y amigas,

Me siento muy feliz de estar entre todas y todos ustedes este día, y es que es un día de celebración, hoy celebramos que un día como hoy, hace 7 años, el 12 de mayo de 2010, fue publicado en el Diario Oficial el Decreto Ejecutivo 56, este decreto se llama oficialmente:

“Disposiciones para evitar toda forma de discriminación en la Administración Pública, por razones de identidad de género y/o de orientación sexual”, pero quienes luchamos todos los días por los derechos humanos, en particular de la población LGBTI le llamamos con cariño el Decreto 56.

El objetivo que perseguía y persigue aún el Decreto 56  es la eliminación de la discriminación que enfrentan las personas LGBTI en el acceso a bienes y servicios públicos, que se proveen desde el Órgano Ejecutivo; De la mano de este decreto, y para operativizarlo y dar seguimiento a su implementación, nace una instancia única en la región, innovadora, valiente y vale también la pena decirlo, una instancia urgente, y esta es la Dirección de Diversidad Sexual.

En aquel tiempo era impensable que desde el Gobierno (o quizás desde cualquier otra instancia del Estado) se llevara a cabo una medida de esta naturaleza.

Existía una arraigada cultura de exclusión que invisibilizaba y agredía impunemente a las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersex, por lo que decidimos, con determinación, iniciar esta labor que ahora cumple 7 años, que representa una lucha y que nos recuerdan cómo hemos tenido que enfrentarnos a una cultura patriarcal que es fundamentalmente excluyente de las mujeres y de las poblaciones LGBTI.

Ahora podemos hablar de algunos retos que tenemos pendientes, pero también de logros, que nos marcan el camino que debemos continuar; nuestros logros, hoy por hoy, son el inicio de una transformación profunda de la Sociedad Salvadoreña.

Estamos conscientes que aún no  hemos alcanzado la meta, pero hemos dado pasos que hace unos años eran impensables.

Es por esto que hoy, junto con todas y todos ustedes, que han sido cómplices, aliados, motores fundamentales para seguir trabajando, revalidamos nuestro compromiso en dirigir nuestras acciones para garantizar que existan mejores condiciones de vida para todas las personas LGBTI.

Es muy satisfactorio que ahora contemos con una gran cantidad de servidoras y servidores públicos capacitados en la atención respetuosa a personas LGBTI, hemos impulsado, asesorado y acompañado la generación de normativas institucionales de no discriminación en el órgano ejecutivo, por lo que agradecemos la buena disposición y legítimo compromiso de los y las titulares con quienes hemos hecho esto posible.

Tenemos una línea de asistencia y atención en diversidad sexual, de la cual haremos un relanzamiento en poco tiempo; posicionamos públicamente la promoción de derechos de la población LGBTI en todos los medios de comunicación, y hemos evaluado la implementación del Decreto Ejecutivo 56.

A través de un Índice de Inclusión Institucional, gracias al que  encontramos que las instituciones que mejor implementan el Decreto, y consecutivamente, que mejores protocolos internos o medidas institucionales tienen en garantía de los derechos de las personas LGBTI, son el Ministerio de Salud y el Ministerio de Trabajo.

Este índice es un instrumento fundamental de evaluación a todas las instancia del Gobierno y que nos marca las acciones futuras que estaremos desarrollando con aquellas instituciones que no han alcanzado un puntaje aceptable.

Como Gobierno continuamos nuestra labor, sin embargo, es fundamental el compromiso y la respuesta de otros órganos del Estado, como de parte del Órgano Legislativo, generando las reformas legales que sean necesaria para garantizar el acceso pleno a derechos para todas las personal LGBTI y que gocen como cualquier otro ciudadano o ciudadana de una vida libre de discriminación en razón de su orientación sexual y/o identidad de género; de parte del Órgano Judicial.

Aún hace falta que instalen verdaderas capacidades y prácticas libres de prejuicios y que permitan a las personas LGBTI la pronta y cumplida justicia en todos sus ámbitos.

Hace falta mayor involucramiento del Ministerio Público, Municipalidades, Partidos Políticos, Empresa Privada, y otros actores públicos.

Porque tener un país libre de odio, de discriminación, más respetuoso, más justo, en el que todas y todos gocemos de los mismos derechos, en fin un mejor país para nosotras y nosotros, para nuestras hijas e hijos, es tarea de todos los sectores, de todas las personas.

Me siento muy feliz de celebrar estos 7 años de trabajo con ustedes, y que tengamos el gusto de honrar el talento de estas mujeres lesbianas, bisexuales y personas Trans, celebrar sus éxitos e impulsar su desarrollo.

Hoy como parte de este aniversario, estamos celebrando entregando capital semilla a estas emprendedoras y emprendedores, que pese a la discriminación que han enfrentado en sus vidas, han decidido salir adelante y contribuir así al desarrollo de sus familias y, por supuesto, contribuyen al desarrollo del país.

Ustedes son el motor del crecimiento económico, son el verdadero rostro de El Salvador que cree en su futuro.

Quiero felicitar la labor de ASPIDH, su equipo de trabajo, en particular el liderazgo ejemplar que Mónica ha demostrado, ella es una mujer que ha hecho esfuerzos enormes para sacar adelante a su familia y además dedica su talento para trabajar por su población.

Elogiamos el trabajo que se ha realizado desde Ciudad Mujer y por parte de las compañeras de CONAMYPE; asimismo, reconozco el trabajo del equipo de la SIS, quienes han garantizado que hoy estas personas cuenten con un impulso para sus iniciativas.

Finalmente, quiero expresar mi enorme agradecimiento con el gobierno de China-Taiwán que ha decidido aportar a nuestra labor y quienes han financiado este noble proyecto, espero que todas y todos recordemos este acto de verdadero compromiso con el futuro, de verdadero compromiso con El Salvador.

Muchos ánimos a cada una de ustedes en sus iniciativas, les felicito y aliento a que sigan creciendo, y sigan soñando, porque con su espíritu inquebrantable no dudo que van a llegar muy lejos, y pronto ustedes mismas representarán fuentes de empleo para otras compañeras más.

Muchas gracias por permitirnos acompañarles en esta primera etapa, y cuenten con nosotras, siempre.

Muchas gracias a todos y todas por venir, sigamos caminando de la mano, y sigamos construyendo juntas y juntos un mejor país.

Muchas felicidades.