Buenos días a todas y todos.

Estimado Dr. Navarro, amigo y gran aliado de Ciudad Mujer y particularmente de Ciudad Mujer Joven. A su maravilloso e incondicional equipo de trabajo, mis cariños especiales.

Maestras y Maestras de los Centros Escolares y de manera muy especial a las y los jóvenes quienes son la fuente de inspiración para trabajar por un mejor El Salvador.

No existe mejor ocasión para realizar la firma del convenio de cooperación entre la Secretaria de Inclusión Social y CESTA, que la celebración del día internacional de la Madre Tierra. Digo esto, porque nuestro trabajo conjunto – desde lo que cada uno realiza y la suma de ambos-  está orientado a la formación y concientización de valores y prácticas sustentables en las juventudes.

Cada 22 de abril, nos convoca a recordar que el planeta y sus ecosistemas son nuestra fuente de vida y el sustento de nuestro bienestar y felicidad… porque la madre tierra es nuestro hogar.

Eso es Ciudad Mujer, una fuente de vida, de bienestar y felicidad. Nuestro trabajo está enfocado en dar respuesta a las necesidades e interés de las mujeres y las juventudes, por ello diseñamos el Programa Ciudad Mujer Joven, para abrir oportunidades de aprendizaje en áreas vocacionales, para desarrollar procesos de alfabetización en derechos que contribuyan a la prevención de la violencia de género y empoderar a las jóvenes en sus proyectos de vida.

Uno de los desafíos más importantes que tenemos que vencer las mujeres y  las juventudes es lograr la autonomía económica, es decir, contar con oportunidades para desarrollarnos plenamente en los ámbitos profesionales y empresariales, generando ingresos que contribuyan a nuestro bienestar personal y familiar.

La autonomía económica, ámbito en el cual trabajamos con CESTA, significa la autovaloración, el derecho a tener y tomar opciones, a elegir libremente, el derecho a oportunidades y recursos, y a la capacidad de influenciar las decisiones que se toman en la vida social, ambiental, económica y política del país, lo que se denomina empoderamiento vital.

 

Como ustedes saben, la vida de las mujeres está marcada por los roles asignados históricamente a mujeres y hombres… Las mujeres somos de lo privado (la casa)  y reproductivo (la maternidad) y los hombres de lo público (la calle) y productivo (el trabajo fuera de casa), por ello – en general- las mujeres hemos sido educadas para cumplir esos roles, por ejemplo a las niñas desde temprana edad se les asigna el cuidado de sus hermanos y hermanas menores, las tareas de apoyo a la casa y el juego que reproduce roles asignados a las mujeres… muñecas, cocina, etc. Estos roles se van reproduciendo en la escuela también… las niñas no deben jugar pelota, no puedan participar de los círculos de los varones, debe cuidad su forma de vestir y hasta de como conversar.

Cambiar estos estereotipos o formas de etiquetar a las mujeres es una de las tareas de Ciudad Mujer Joven. Las mujeres tenemos los mismos derechos y deberes que los hombres; tener acceso a la tecnología, al crédito, a la formación superior y universitaria y a la participación como ciudadanas de la vida política del país.

Las mujeres somos el 53% de la población del país, imaginen el poder de cambio que tenemos…Cambiar la forma de hacer las cosas, de ver el mundo y de vivir en la madre tierra; todas y todos en igualdad de condiciones y oportunidades.

Con CESTA compartimos este ideal y compromiso, por ello este día firmamos el Convenio de Cooperación que nos permitirá desarrollar un conjunto de acciones que contribuyan al empoderamiento de las jóvenes.

Desarrollaremos talleres de reparación y restauración bicicletas, promoveremos iniciativas emprendedoras locales, concientizaremos sobre la preservación y el cuido de la madre tierra, así como el uso de prácticas amigables y sustentables con el ambiente y sus ecosistemas.

No tengo duda que con este Convenio recogeremos cosecha fértil para las juventudes. Contribuiremos al cuido de nuestra casa, la madre tierra.

Por ustedes trabajamos, a ustedes nos debemos y por ello, deben sentir que Ciudad Mujer es de ustedes, Ciudad Mujer es su casa y Ciudad Mujer somos todas!

Gracias!