Por Secretaria de Inclusión Social, Vanda Pignato:

Buenos días amigas y amigos.

Me complace darles una fraternal bienvenida a esta bella sede de Ciudad Mujer, en la cálida ciudad de San Miguel.

Nos reunimos esta mañana para realizar la entrega simbólica del capital semilla a los grupos asociativos de mujeres que han sido beneficiados con el proyecto “Promoción de los derechos de las Mujeres a través del Fomento de las Autonomía Económica y la Atención a la Salud Integral”, proyecto que es financiado gracias a la cooperación de la Unión Europea.

Como saben, hemos recorrido un largo -pero importante- camino para llegar a este momento, lo que nos ha permitido fortalecer sus capacidades a través de la asistencia y asesoría técnica que les ha brindado Ciudad Mujer, CONAMYPE y la Asociación para la Determinación y Desarrollo de las Mujeres Salvadoreñas-AMS.

Cada una de ustedes ha trabajado decididamente en la elaboración de sus planes de desarrollo, los que cuentan con toda la rigurosidad técnica que el programa demanda.

De igual forma, han participado en talleres para el fortalecimiento organizativo, administrativo y empoderamiento de género.

Vale la pena mencionar que las iniciativas productivas a quienes esta mañana se les entregaran sus equipos, mobiliarios e insumos, son solamente una pequeña representación de todos los grupos de la zona oriental,  pues en total son 42 asocios apoyados por nuestras sedes de Ciudad Mujer Usulután, Morazán y San Miguel las que son beneficiadas con este proyecto, sumando un capital semilla de $230,116.75.

Por ello, queremos pedirles que a través de ustedes les entreguen  a todas las mujeres participantes en el proyecto, nuestro abrazo y felicitación por el esfuerzo y compromiso mostrado.

Es importante destacar que con el apoyo de la Unión Europea serán 75 los grupos asociativos de mujeres a nivel nacional que contaran con insumos, equipos y mobiliario para poder desarrollar sus iniciativas productivas y con ello insertarse a la actividad económica del país.

Esto representa una inversión de $592,760.95 que beneficiara a un poco mas de 500 mujeres de manera directa y a más 2,500 personas de manera indirecta.

El mismo proyecto también beneficia a 5,706 mujeres de todo el país que serán capacitadas en diferentes ámbitos técnicos a través del desarrollo de 319 talleres y cuya inversión es de un poco más $878,000 dólares.  Con estos talleres las mujeres tendrán nuevas y mejores herramientas técnicas para desarrollar sus actividades productivas e insertarse al mercado laborar.

De la misma manera, es importante mencionar el apoyo de la Unión Europea en el fortalecimiento de la actividad agropecuaria, particularmente en la pasteurización y comercialización de leche con el financiamiento a  2 cooperativas de mujeres para que se inserten en esta actividad productiva que ha sido históricamente exclusiva de hombres.

Dicho aporte significa una inversión de $236,232.00, los que serán inicialmente orientados a la producción y comercialización de leche para los centros escolares en el marco del Programa “Vaso de Leche”.

Me refiero ahora de modo particular a los asocios de mujeres que esta mañana de manera simbólica recibirán sus insumos y equipos para poner en marcha sus actividades: 

De la Sede de Ciudad Mujer Usulután:

 

  • UDP “Mujeres Artesanas del Bajo Lempa”,que se dedica a la producción y comercialización de hamacas y cuyo capital semilla asciende a $6,500.00
  •  UDP “Calzado Rivas & Samaria”, dedicado a la elaboración de sandalias con un capital semilla es de $4,500.00.

Finalmente nuestra anfitriona esta mañana, la Sede de Ciudad Mujer San Miguel:

  • UDP Panadería y Pastelería “Las Amigas”, mujeres emprendedoras que trabajaran en la producción y comercialización de pan y pasteles, apoyada con capital semilla de $4,959.00
  • UDP “Nekepio”, actividad económica de servicio de transporte que ha sido apoyada con un capital semilla de $3,100.00

Finalmente –pero no por ello menos importante-  haremos entrega de uniformes de trabajo a las mujeres que se encuentran capacitando en nuestras Escuelas de Capacitación Agrícola, a quienes les entregaremos pantalones, camisas, sombreros y botas  (Además de otros insumos como bloqueador de sol).

A través de esta segunda entrega simbólica -pues ya realizamos una similar en el occidente del país- damos por concluida esta la etapa de equipamiento, dotación de equipos e insumos a las 75 iniciativas productivas, las que sin duda desde ya, con su empeño y dedicación serán un éxito y generaran una contribución importante para la promoción de la autonomía económica de las mujeres en El Salvador.

Como saben, amigas, en Ciudad Mujer nuestra meta principal es ayudar a que cada mujer salvadoreña tenga su propio proyecto de vida, y logre desarrollarlo en las mejores condiciones posibles, gozando de todas las oportunidades para tener una vida plena y feliz.

Ahora bien, para que en Ciudad Mujer hagamos eso necesitamos contar con aliados, como este caso, la Unión Europea, quien liderada por nuestro querido amigo el Embajador Jaume Segura, nos apoya grandemente.

Pero las instituciones y organismos están constituidas por personas, sin cuyo compromiso personal y profesional, tales apoyos no sería posible.

Y no hay mejor escenario que este, para hacer un muy merecido reconocimiento a una de esas personas sin la cual ustedes no estarían recibiendo estos apoyos.

Me refiero a nuestro queridísimo amigo, Tomás Pallás, Jefe de Cooperación de la Unión Europea, quien por razones laborales debe dejar El Salvador, para seguir aportando en otros países.

Quiero contarles, amigas, que Tomás ha sido un férreo aliado de Ciudad Mujer, pues en cuanto conoció nuestro programa, inmediatamente se convenció de que apoyando a Ciudad Mujer, apoyaba a cientos de mujeres valiosas y luchadoras como ustedes.

Él sabe muy bien, que cuando se invierte en el desarrollo de las mujeres, se invierte en el desarrollo de los países.

Querido Tomás: Muchas gracias por tu trabajo, por tu solidaridad para con las mujeres de El Salvador.

Estoy segura que en todos los destinos que tengas, seguirás siendo un defensor de las causas de las mujeres, y un amigo de las salvadoreñas en especial.

Y a ustedes, amigas, les animo a seguir caminando en la ruta de su empoderamiento económico y ser portadoras de buenas noticias, de buenas ideas, para que más mujeres – como ustedes- logren con dignidad su propio desarrollo.

Muchas gracias.