Buenos días amigos y amigos.

Muchas gracias por invitarme a participar en este importante evento de Rendición de Cuentas del INSAFORP, y por darme la oportunidad de compartir con ustedes la experiencia de trabajo conjunto que la Secretaría de Inclusión Social tenemos con el INSAFORP, en el marco del Programa Ciudad Mujer.

Como ustedes saben, desde el año 2011 el INSAFORP forma parte integrante de Ciudad Mujer, dentro del Módulo de Autonomía Económica.

En donde el objetivo común es proveer servicios orientados a facilitar que las mujeres cuenten con oportunidades para alcanzar su empoderamiento e independencia económica; es decir, para que las mujeres dispongan de ingresos, información, bienes y servicios que favorezcan su participación en la vida económica y les permita una vida autosuficiente.

Y para el logro de ese fin, es imprescindible, por supuesto, el llevar los procesos de capacitación y formación técnica vocacional a las mujeres.

Por eso quiero compartir con ustedes que durante el periodo que comprende la presente  rendición de cuentas –junio 2014 a mayo 2015– el INSAFORP ha impartido un total de 497 cursos técnico vocacionales en 133 municipios del país, con los cuales se han desarrollado y en otros casos, se han fortalecido las capacidades técnicas de 8,682 mujeres a nivel nacional.

Este aporte a significado una inversión aproximada de más de un millón trece mil dólares.

Los cursos impartidos en el período, han sido en las aéreas de: Comercio, Corte y Confección, Belleza y Estilismo, Gastronomía, Informática Aplicada, Mecánica Automotriz, entre otros.

Vale la pena destacar, además, que el 97% de nuestros cursos son itinerantes, es decir que acercamos los servicios de Ciudad Mujer a las comunidades para facilitar a las mujeres el acceso a los cursos técnico vocacionales que son de su interés, ya sea para emprender un negocio individual, familiar o asociativo, o para emprender la búsqueda de un empleo.

El restante 3% de dichos cursos se desarrollan en las sedes de Ciudad Mujer.

Así pues, es justo destacar que, gracias al apoyo del INSAFORP, en Ciudad Mujer hemos logrado llegar a lugares en donde las mujeres nunca habían tenido la oportunidad de recibir  capacitaciones para su formación, ya sea por falta de tiempo, de recursos, por las distancias y otros factores, por ejemplo:

 

  • CIUDAD MUJER SAN MIGUEL ha llevado cursos a municipios como Carolina,  Isla Meanguera, San Luis de la Reina, San Gerardo, Sesori, entre otros muchos.
  • CIUDAD MUJER SANTA ANA ha logrado que mujeres llegar a lugares como el Cantón Los Apoyos, Guaymango,  El resbaladero-Montecristo, San Jose los Naranjos, Potrero de La Laguna, entre otros.
  • CIUDAD MUJER USULUTAN, ha llevado cursos a la Isla de la Pirraya, Jucuaran, Agua Fría, La Isla Monte Cristo, Isla San Sebastián, etc.
  • CIUDAD MUJER COLON, en los Municipios de Comasagua, Opico, San Pablo Tacachico, Cuisnahuat, Acajutla, entre muchos otros de los departamentos de La Libertad y Sonsonate.
  •  CIUDAD MUJER MORAZAN, nuestra sede de más reciente, ha brindado diversos cursos en lugares como Rancho Quemado, Torola, Los Bolsones, Chilanga, Loma Tendida, Agua Sarca, Osicala, Bolívar (en La Unión), entre otros.

Como resultado de estos procesos de formación, las mujeres han desarrollado nuevas habilidades y adquirido conocimientos en áreas que les permiten encontrar un empleo o iniciar un negocio y con ello generar ingresos para ellas y sus familias.

La formación técnica vocacional es sin duda, una puerta de entrada que ofrece a las mujeres oportunidades de crecimiento personal y familiar. Se convierte en una herramienta de trabajo, que además contribuye a fortalecer su autoestima y con ello su autonomía económica.

Es igualmente importante destacar, que en el marco de esta alianza estratégica, INSAFORP de forma excepcional  ha extendido las jornadas a 6 horas diarias para hacer más cortos los cursos y asegurar la participación de las mujeres, pues las múltiples tareas que realizan las mujeres, en muchas ocasiones les imposibilitan asistir a los cursos cuando estos se desarrollan en horarios más extendidos.

Quiero agradecer a INSAFORP, a su Presidente y a todo el equipo de trabajo, por este gran aporte para el desarrollo de las mujeres a través de su formación técnica, lo que sin duda contribuye a su autonomía económica y al desarrollo de El Salvador.

Muchas gracias.