Por Secretaria de Inclusión Social, Vanda Pignato:

Muy buenas tardes amigas.

Es una alegría estar con todas ustedes en este evento tan importante para las mujeres salvadoreñas.

Quiero darle la bienvenida a todas las lideresas de los consejos consultivos y redes de mujeres defensoras que nos acompañan desde las diferentes regiones del país; a las Diputadas de la Asamblea Legislativa, Diputadas del Parlamento Centroamericano, a las Ministras y Viceministras, a las representantes de instituciones públicas, a las representantes de las organizaciones de mujeres y feministas y al público en general. Gracias por estar aquí.

 

Esta tarde y noche estamos muy contentas de realizar este Festival Cultural-Deportivo denominado “Tomándonos la noche por la Igualdad”, que tiene por objetivo crear un espacio de encuentro y convivencia entre mujeres, que nos permita revalorizar y apropiarnos de los espacios públicos de nuestras ciudades en horas nocturnas, cambiar esa idea de que el espacio de las mujeres es el espacio privado, la casa y las tareas domésticas, porque en realidad las mujeres tenemos derecho a  disfrutar un tiempo de descanso, de recreación ¿o no?…

Las mujeres tenemos derecho a salir también durante la noche o a cualquier hora del día, solas o con la familia, con las amigas, las compañeras de trabajo, sin el sentimiento de inseguridad o temor de que algo pueda pasar.

Disfrutar de una vida libre de discriminación y violencia es nuestro derecho; y todas las instituciones públicas que estamos aquí, estamos obligadas a poner a disposición de ustedes todos los servicios y programas que el gobierno ha creado especialmente para las mujeres.

Para las mujeres el sentimiento de inseguridad que tenemos al salir a los espacios públicos es mucho más complejo y particular. Nosotras caminamos por las calles y subimos y bajamos de autobuses con el temor y la rabia de ser acosadas y hasta agredidas sexualmente. Las niñas, adolescentes y jóvenes son constantemente acosadas en la salida de sus centros escolares, en parques, plazas y espacios deportivos.

En tal sentido, como ISDEMU consideramos el importante papel que como Estado y sociedad tenemos para transformación de esta situación.

Es así como a nivel de avances en materia de incorporación del principio de igualdad y respeto de los derechos humanos de las mujeres desde la gestión pública, se identifica que:

– Actualmente son 21 instituciones del Estado que cuentan con Unidades de Género (5 ministerios, 2 secretarías, 5 instituciones del sector productivo y económico, 3 de seguridad y justicia; entre otras); lo cual fortalece al Sistema Nacional para la Igualdad Sustantiva (SNIS), quien da las pautas y lineamientos para la puesta marcha de la Política Nacional de la Mujer.

– El conocimiento y adopción del enfoque de igualdad en las instituciones ha facilitado la capacitación y sensibilización del funcionariado.

– Cada vez hay mayor contralaría y protagonismo de las mujeres organizadas a través de la Red de Defensoras y de los 14 Consejos Consultivos Departamentales, conformados por mujeres lideresas representantes de diferentes cantones, comunidades y caseríos de todo el país.

– El impulso de programas en los que se promueve el empoderamiento y desarrollo económico de las mujeres, como en Ciudad Mujer; así como la inclusión financiera de las mujeres empresarias a través de líneas de financiamiento específicas, líneas de garantía y asistencia técnica.

– La implementación del Proyecto: “Valoración del trabajo no remunerado de los hogares” a través de la cuenta satélite de los hogares, como parte del Plan Nacional de Igualdad y Equidad para las Mujeres Salvadoreñas: “Cuidado y Protección Social”.

– El Plan Quinquenal de Desarrollo 2014–2019 apuesta a convertir a El Salvador en un país incluyente, equitativo, próspero y solidario con oportunidades de buen vivir a su población, que implica la igualdad entre mujeres y hombres, para lo cual el Estado garantizará condiciones igualitarias en tres dimensiones: el trato, las oportunidades y los resultados.

– Pero sabemos que todo está trabajo institucional debe impactar de una forma más inmediata en las vida de las mujeres, de allí que tomarnos este espacio en estas horas, lo consideramos un hecho simbólico y que esperamos las instituciones y municipalidad comiencen a retomar.

Pero, también con este festival “Tomándonos la noche por la Igualdad”, queremos conmemorar el natalicio de una gran mujer salvadoreña, pionera en la lucha por la justicia y los derechos de las mujeres, quien además fue la primera mujer en El Salvador que intentó postularse a la presidencia de la República… ¿saben de quién les hablo?… sí, de Prudencia Ayala, nacida un 28 de abril de 1885, y quien a pesar de que en su época (1930) las mujeres ni siquiera tenían derecho a ejercer el sufragio para elegir a sus autoridades, desafió con su postulación todo el sistema social y político de ese tiempo.

Gracias a Prudencia Ayala y a la lucha de miles de mujeres más, hoy gozamos de forma universal el derecho a ejercer el voto, a ser candidatas y a ocupar cargos de elección popular, entre otros derechos, por lo que con este festival, queremos reconocer su aporte histórico para la igualdad y equidad en El Salvador.

Es por ello que en esta mañana, entregamos al diputado Sigfrido Reyes, presidente de la Asamblea Legislativa y diputadas del Grupo Parlamentario de Mujeres, un decreto con el cual queremos que se reconozca cada 28 de abril, como “DIA NACIONAL DE LA MUJER DEFENSORA DE LOS DERECHOS HUMANOS” como un aporte para la valoración de la ciudadanía de las mujeres defensoras y de quienes representan, visibilizando sus aportes para la Democracia y el Estado de Derecho.

Y esta noche, como primer acto de reconocimiento a esa labor que diferentes organizaciones de mujeres realizan en defensa de los derechos de las mujeres, haremos la entrega simbólica de la “Medalla Prudencia Ayala”, en reconocimiento a todas las mujeres que trabajan para promover y exigir los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales de las mujeres, con lo que como ISDEMU, Institución rectora de la Política Nacional de la Mujer, ratificamos nuestro deber y compromiso de defender las conquistas de las mujeres, reconociendo y asumiendo los desafíos en defensa de los derechos humanos de las mujeres de El Salvador.

Esta noche pues, es una noche para todas y espero así lo vivamos y disfrutemos.

 

Gracias