Amigas, amigos:

Nos reunimos este día, en el parque La Concordia Ahuachapán como parte de las acciones de Ciudad Mujer Santa Ana, para realizar una feria de emprendedoras y empresarias, a fin de destacar el modelo de autonomía económica como un modelo de desarrollo para las mujeres en la búsqueda de la igualdad y equidad en el mundo laboral.

Esto lo hacemos en el marco de la conmemoración del día internacional de las mujeres, cuyo enfoque prioritario para el año 2017 trata, justamente, sobre el empoderamiento económico de las mujeres en un mundo de transformación.

Para este año, la Organización de las Naciones Unidas decidió que el tema a reflexionar, a sensibilizar y a comprometerse a trabajar es sobre la participación de las mujeres en un mundo laboral en transformación, con la meta global de que para el año 2030, haya una participación 50-50 de mujeres y hombres en los espacios laborales seguros, bien remunerados y con condiciones dignas.

Con el desarrollo de esta primera feria de emprendedoras en Ahuachapán por parte de Ciudad Mujer Santa Ana, buscamos visibilizar y tomar conciencia sobre los avances de los derechos de las mujeres en materia económica y laboral.

Teniendo conciencia, de los desafíos que aún tenemos hoy en día para continuar en la lucha constante de alcanzar la equidad e igualdad que garantice un mundo mejor para las nuevas generaciones.

Es que, queridas amigas, nadie puede dudar de que el empoderamiento de las mujeres representa una herramienta eficaz para lograr la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, y con ello, reducir la pobreza y aumentar el bienestar no solo presente sino futuro, es por ello que como parte de este empoderamiento se han alfabetizado en derechos a más de 3,400 mujeres, por parte de Ciudad Mujer Santa Ana.

Por eso, no se miente cuando se afirma que “La Autonomía Económica es la capacidad de las mujeres para transformar su realidad, la de sus familias y las comunidades”, ya que es el empoderamiento de las mujeres el que les permite realizar cambios trascendentales en sus vidas que se reflejan en la familia y la comunidad donde se desenvuelven, tomando decisiones propias, con conciencia y pensando bienestar de la mayoría.

Esta frase que acabo de leer, resume muy bien la convicción que tenemos en Ciudad Mujer de que apoyar a las mujeres en el logro de su desarrollo económico, es un pilar fundamental para lograr un avance sostenible que beneficie a todo el país, pues el modelo Ciudad Mujer busca empoderar a la mujeres en sus tres autonomías, la física, la económica y la participación política, pues es importante que cada una tomemos las decisiones con conciencia de nuestro presente y futuro.

Porque, amigas y amigos, ¿cómo puede haber pleno desarrollo en un país en el cual no participe en la actividad productiva remunerada el 53% de su población? No es posible!

Las mujeres debemos salir del espacio privado al cual se nos asignó toda la vida, para tomar el espacio público que también nos corresponde.

A qué me refiero? Bueno, a que sabemos que históricamente los hombres tomaron para ellos, en exclusividad, los espacios públicos, de la mejor educación, de la participación laboral, productiva, con los mejores puestos y salarios; diseñaron y tomaron la participación política para decidir el rumbo de los estados y del mundo.

Pero eso significó que a las mujeres nos colocaron sólo en el espacio privado: en el del hogar, a cargo sólo de tareas de cuido, del llamado trabajo reproductivo, el cual a pesar de ser importantísimo para la sobrevivencia humana, siempre fue despreciado y nunca fue remunerado, ni mucho menos reconocido.

Por eso, durante siglos, a las mujeres no se les ha permitido el acceso igualitario a la educación de calidad en todas las áreas. Teniendo también, las mujeres empleos en puestos más básicos y con menores salarios, o bien se siguen dedicando a trabajos informales, sin condiciones adecuadas, sin seguridad social y mucho menos, con expectativas de pensiones dignas para su vejez.

Todo eso causa que las mujeres sean siempre, mucho más pobres y vulnerables que los hombres.

Pero eso que afecta a las mujeres, también afecta a los hombres, porque afecta a la sociedad en general.

Como dije antes, no hay un país que haya logrado salir adelante, de forma justa y sostenible, sin tomar en cuenta la participación activa y plena de las mujeres.

Como Ciudad Mujer siempre estamos sumándonos a la búsqueda de la igualdad y la equidad, a través del módulo de autonomía económica.

Hemos articulado diferentes instituciones que brindan servicios que buscan precisamente ese empoderamiento económico, independencia, y mejora en el bienestar de las mujeres.

Como Ciudad Mujer Santa Ana, estamos apoyando a las mujeres a través del Módulo de Autonomía Económica para su empoderamiento económico.

En este sentido:

  • Estamos colocando un promedio mensual  de 23 mujeres en empleos a través del Ministerio de Trabajo y de Previsión Social;
  • Hemos formado a 8,752 mujeres a través del apoyo del INSAFORP y el ITCA;
  • Se han formalizado legalmente 30 empresas entre ellas grupales e individuales enfocadas principalmente en el rubro servicios, manufactura de alimentos e industrias a través del asesoramiento empresarial que brinda CONAMYPE; y se han apoyado 17 iniciativas productivas grupales con capital semilla para fortalecer las mismas.
  • Como apoyo al desarrollo de las iniciativas económicas, estamos colocando un promedio de 10 créditos mensuales a través del BFA y FOSOFAMILIA, con montos que van hasta los $4,400 para que las empresarias inviertan en sus negocios.

A la fecha se han atendido 264, 149 usuarias en la sede de Ciudad Mujer Santa Ana y se han brindado 786,001 servicios en los diferentes módulos de atención.

Todos estos logros han sido posible gracias el esfuerzo de cada una de las funcionarias y de su compromiso por brindar un servicio de calidad con calidez a todas las mujeres que día con día visitan la sede.

Ese es el camino emprendido. Por supuesto, aún hay mucho por recorrer. Pero es necesario articular más esfuerzos entre todas las instituciones, y con la sociedad civil, para tener más y mejores avances. Ese es el reto y el compromiso.

Muchas gracias por acompañarnos, y sigamos adelante!