Queridas amigas:

Para todas nosotras en Ciudad Mujer, y particularmente para mí, es de mucha satisfacción compartir con ustedes los avances que estamos logrando en el desarrollo integral de las mujeres, y particularmente en su autonomía económica.

Muestra de estos avances, es haber atendido a 207,430 mujeres, lo que representa un aproximado de 616,571 servicios diversos.

Es importante mencionar estos datos, porque en cada mujer atendida y en cada servicio brindado sin duda existe una historia de vida que ha cambiado. Justamente ese es el objetivo de Ciudad Mujer, contribuir en la transformación y desarrollo de las mujeres, mejorando su condición, posición y calidad de vida.

Para ello, en Ciudad Mujer brindamos servicios especializados en el área de la salud sexual y reproductiva, de prevención y atención de la violencia de género, formación en derechos y un conjunto de servicios vinculados a la autonomía económica de las mujeres.

Como ustedes saben queridas amigas, las mujeres tenemos que vencer muchos obstáculos para lograr avances en nuestras vidas.
No sólo tenemos que solucionar las demandas diarias de nuestra familia; la alimentación, la salud, la educación, entre otros, sino vencer los obstáculos que nos impone la misma sociedad, como la falta de acceso a la educación, a la formación técnica, al financiamiento y por si fuera poco también lidiar con el machismo y los problemas de la inseguridad ciudadana que afecta más a nosotras las mujeres.

No tengo duda que si estos obstáculos no existieran, las mujeres tendríamos mejores condiciones para nuestro desarrollo personal y una mejor calidad de vida para nosotras, nuestras familias y el país.
Es por ello, que nuestro trabajo en Ciudad Mujer está orientado para atender sus necesidades e intereses.

De forma particular, me voy a referir a los procesos de formación técnica para el desarrollo de habilidades y competencias que les permitan incursionar tanto en el ámbito laboral, como en la implementación de iniciativas productivas.

Cuando una mujer se empodera, toma sus propias decisiones, define cuál es su proyecto de vida y avanza con paso firme hacia su desarrollo.
Es por ello amigas que nuestros servicios tienen ese objetivo, brindarles de forma integral e integrada la atención que ustedes se merecen.

Esta mañana con mucho entusiasmo celebramos en Usulután la novena graduación de usuarias de Ciudad Mujer y en esta oportunidad son un poco más 1,700 mujeres quienes recibirán sus diplomas como reconocimiento por haber finalizado satisfactoriamente sus cursos técnicos vocacionales.

En total se impartieron 101 cursos en 30 especialidades diferentes, de los cuales 98 se desarrollaron de forma itinerante, es decir en los municipios de donde ustedes provienen, con lo cual generamos las condiciones para estimular su participación.

Es importante destacar que dichos cursos beneficiaron a 26 municipios de los departamentos de Usulután, San Vicente y La Paz, oportunidad que quiero aprovechar para agradecer a las Alcaldesas y Alcaldes que nos apoyaron para ofrecer a las mujeres alternativas de movilización, local y otros recursos, con lo cual no hubiéramos logrado el éxito que esta mañana festejamos.
Los cursos impartidos fueron en las especialidades de:

  • Enderezado y Pintura de Vehículo Automotor
  • Producción Artesanal de Raciones y Concentrados para Bobinos Cerdos y Aves de Corral
  • Alta costura
  • Aplicación de productos químicos y naturales al cabello
  • Elaborar arreglos y decoración de eventos
  • Comida mexicana
  • Confeccionar vestidos casuales
  • Elaboración artesanal de sandalias
  • Jardinería profesional

Quiero agradecer también el empeño y el trabajo de mis compañeras del Módulo de Autonomía Económica, de la Unidad de Formación Vocacional de Ciudad Mujer; de la directora y su equipo de trabajo territorial de esta sede, así como del Instituto Salvadoreño de Formación Profesional (INSAFORP), por haber hecho posible estos cursos.

Finalmente quiero felicitar a las mujeres que tomaron la decisión de emprender la ruta hacia la transformación de su vida, ya que no solo lograron finalizar exitosamente su formación técnica sino que han iniciado su negocio, para el caso quiero reconocer a las mujeres de:
• El Cantón Miramar de Concepción Batres, Usulután, donde 5 mujeres han conformado un emprendimiento de elaboración de sandalias.
• De San Rafael Obrajuelo, La Paz, quienes han iniciado con la elaboración de sorbetes y paletas artesanales.
• En Ozatlan, un grupo de mujeres que ya está elaborando Pasteles y Pizzas y quienes además han recibido apoyo del Ducado de Luxemburgo para la compra del Horno y de la Municipalidad con láminas para mejorar el local donde se encuentra su emprendimiento.
• El caso de un grupos de mujeres, quienes luego de recibir capacitación Agrícola en la ECA de Ciudad Mujer Usulután, están trabajando como grupo en una Casa Maya, siendo beneficiadas por el proyecto AMANECER RURAL para mejorar y ampliar su actividad productiva.

Y sin duda existen muchas más iniciativas que luego de finalizada su formación técnica ya se encuentran trabajando en sus emprendimientos productivos, para quienes también va mi reconocimiento.

Justamente amigas ese es nuestro objetivo, que ustedes progresen, porque cuando una mujer progresa también su familia, la comunidad y el país progresa.

Gracias a todas, recuerden que Ciudad Mujer es su casa, aquí encontraran apoyo para atender sus necesidades y desarrollarse integralmente como ustedes se lo merecen!