Buenos días señor Glayson Ferrari, Gerente de País de FIDA El Salvador.

Señora Ana Elena Badilla, Representante de Onu Mujeres El Salvador.

Invitados e invitadas especiales,  Amigas y amigos todos.

Buenos días.

Quiero iniciar dando las gracias por la invitación de ONU Mujeres y de FIDA para participar en este lanzamiento de la “Caja de Herramientas para el Empoderamiento Económico de las Mujeres Rurales Emprendedoras”, el cual será un importante instrumento para el logro de ese fin.

No hay duda que uno de los más grandes desafíos que enfrentamos  las mujeres es alcanzar nuestra autonomía y empoderamiento económico, y más complejo aun cuando nos referimos a las mujeres rurales, pues los obstáculos para acceder a los recursos y oportunidades no solo son más difíciles, sino en muchos casos, más escasos.

Por ejemplo, una mujer que vive en la zona rural tiene menos posibilidad de acceder a un empleo, a un crédito, enfrenta además la dificultad de la formación técnica y el acceso a tecnologías. Sumado a la falta de oportunidades para la educación formal, la salud, la vivienda, entre otros.

Es lamentable que el 76% de la población del mundo viva en la extrema pobreza y que esta pobreza se encuentre en las zonas rurales y su expresión principal sean las mujeres.

En El Salvador las mujeres representamos el 52.6% de la población total del país y en el área rural viven el 37.8%. Es importante comentar que el 37% de los hogares salvadoreños están bajo la responsabilidad de una mujer y esto en el área rural se estima que es superior al 50%.

Por ello es importante y estratégico el trabajo que realizamos por y para las mujeres, ya que cuando una mujer progresa,  progresa la familia y progresa el país.

En este marco saludo y felicito la iniciativa de FIDA y ONU Mujeres de facilitar una herramienta de trabajo que contribuya en el conocimiento y la práctica de metodologías y técnicas para el trabajo con mujeres rurales. Sobre todo el trabajo que se realiza para promover la autonomía y empoderamiento económico de las mujeres.

La caja de herramientas para el empoderamiento económico de las mujeres rurales emprendedoras, es sin duda el resultado del aprendizaje colectivo, que en el marco del “Programa Ampliando las oportunidades Económicas para las Mujeres Rurales Emprendedoras en América Latina”, hemos cosechado las organizaciones e instituciones participantes.

Este aprendizaje tiene un importante y significado valor, pues es el fruto de la oportunidad que nos brindaron las protagonistas del programa, las mujeres emprendedoras de El Salvador, Nicaragua, Guatemala y México. Gracias a ustedes mujeres que nos abren la puerta de sus vidas para aprender de sus experiencias, su conocimiento y llenarnos de energía y de fuerza.

Les invito a que aprovechemos este nuevo instrumento de trabajo, que nos brinda elementos prácticos para trabajar con
mujeres rurales y contribuir a potenciar la autonomía y el empoderamiento económico y de manera más amplia, el desarrollo sostenible con enfoque de derechos.

Quiero aprovechar la oportunidad para agradecer a FIDA, y a ti Glayson en particular, por el apoyo brindado en promover el empoderamiento económico de las emprendedoras rurales de El Salvador. Agradecer de igual forma a ONU Mujeres por el incondicional acompañamiento en los procesos que en conjunto desarrollamos.

Definitivamente esta alianza nos ha permitido sembrar en terreno fértil y no tengo duda que seguiremos recogiendo buena cosecha, pues las mujeres somos prosperas, somos agentes de cambio y trabajamos arduamente por trasformar la vida personal, familiar y de nuestro querido El Salvador.

Éxitos y les animo a sacar el mejor provecho de esta valiosa herramienta de trabajo.

Muchas gracias.