Por Secretaria de Inclusión Social, Vanda Pignato.

Queridas amigas:

Sean todas bienvenidas a nuestra hermosa sede de Ciudad Mujer Santa Ana, que es la casa de todas las mujeres.

Bienvenida especialmente a la señora Ministra de Trabajo, nuestra amiga Sandra Guevara.

Sandrita: es un placer recibirla y compartir con usted la experiencia del modelo Ciudad Mujer.

En la provisión de atenciones especializadas, integradas e integrales para las mujeres en las cuales –por supuesto- el Ministerio de Trabajo desarrolla una función de vital importancia.

Como saben, Ciudad Mujer es un proyecto que surgió del reconocimiento de la realidad de las mujeres salvadoreñas, quienes a pesar de ser el soporte de desarrollo de sus familias y de sus comunidades, habían estado excluidas de las políticas públicas del Estado.

Y justamente en uno de los ámbitos en los que históricamente más se ha discriminado a las mujeres ha sido en el acceso a recursos para la incorporación en el mundo laboral.

En otras palabras, a las mujeres se les ha excluido y dificultado de la participación en el trabajo decente, en el desarrollo productivo, el acceso a activos, entre otros.

Por eso, con el trabajo articulado de todas las instituciones que forman parte del Módulo de Autonomía Económica de Ciudad Mujer.

Proveemos servicios orientados a facilitar que las mujeres cuenten con oportunidades para alcanzar su independencia económica.

Es decir, apoyamos a las mujeres para que puedan construir un proyecto propio de vida, en el cual puedan desarrollar una actividad remunerada, que les permita disponer de ingresos, bienes y servicios, con el fin de mejorar sus condiciones de vida y su participación plena en el desarrollo económico y social.

Debo decir que hemos obtenido enormes satisfacciones:

Imagínense! En poco más de tres años de funcionamiento de Ciudad Mujer se han brindado un total de 1,314 cursos de formación técnico-vocacional, en los que se han especializado un total de 23,495 mujeres de 180 municipios del país.

Además, muchas de estas mujeres se han insertado ya al ámbito laboral o están desarrollando emprendimientos productivos de forma individual o a través de esfuerzos asociativos.

Sin embargo, hay que reconocer que aún hay muchos retos por superar.

Para que las mujeres tengan un acceso más justo y equitativo al mercado laboral, al crédito y a la propiedad de los medios de producción.

Por eso, en esta oportunidad, me complace apoyar la iniciativa del Ministerio de Trabajo con la realización simultánea de cuatro Ferias de Empleo en las sedes de Ciudad Mujer Santa Ana, Colón, Usulután y San Miguel.

Que tienen como objetivo facilitar el acceso a oportunidades de trabajo a las mujeres.

En diversos puestos que ofrecen las empresas privadas dedicadas al comercio, los servicios y la industria.

Además, se brinda la oportunidad para que las empresas puedan encontrar a mujeres que tienen los conocimientos, el deseo y la capacidad para desarrollar una diversidad de tareas en múltiples áreas del comercio, la industria y los servicios.

Así pues, es una estrategia de ganar – ganar: ganan las mujeres, ganan las empresas, y por supuesto, gana el país.

Puesto que si la mujer se desarrolla, el país entero se desarrolla.

Finalmente, deseo entonces que estas Ferias sean muy exitosas, y agradezco a todas ustedes su presencia esta mañana.

Muchas gracias.