Por Presidenta de ISDEMU y Secretaria de Inclusión Social, Vanda Pignato:

 

Amigos y amigas:

Sean bienvenidos a este evento para el Lanzamiento del proceso de Consulta para la Construcción de la Política Nacional para la Persona Adulta Mayor.

Desde el inicio de la Secretaría de Inclusión Social, en el año 2009, se tuvo como norte y rumbo mejorar el marco normativo y de políticas públicas relacionadas a las personas Adultas Mayores, con el objetivo de mejorar la calidad de vida y sobre todo, el pleno ejercicio de los derechos humanos de esta población.

Tal esfuerzo ha significado reactivar el Consejo de Atención Integral a los Programas del Adulto Mayor, CONAIPAM; tomar un liderazgo en el impulso internacional por una Convención de Derechos Humanos para las Personas Mayores tanto en el seno de la OEA como en ONU.

 

Además, implementamos un programa especializado para la atención de esta población, denominado “Programa Nuestros Mayores Derechos”, entre otras acciones.

Todos estos esfuerzos nos han abierto un camino importante para avanzar como nunca antes, pero debemos seguir trabajando para lograr el pleno goce de derechos para las personas de edad.

 

Todavía hoy, los derechos humanos no son ejercidos plenamente por las personas adultas mayores, esto principalmente por nuestros prejuicios, discriminación y estigmas.

 

Todavía hoy, es una lucha constante el hacer que las personas mayores sean incluidas y visibilizadas en las políticas públicas, sean estas locales o nacionales.

 

El programa Nuestros Mayores Derechos fue, en su momento, un primer paso para la construcción de una política nacional, configurándose como una oferta del Estado en la que se buscaron recursos y cooperación para su cumplimiento.

 

En este nuevo período presidencial, debemos movernos un paso más en el logro de la verdadera igualdad y equidad para las personas mayores.

 

Es por ello que iniciamos este día el proceso de consulta para la construcción de la política nacional de la persona adulta mayor.

 

Este proceso, que se hará en los territorios, tiene dos finalidades específicas:

 

La primera, por supuesto, es obtener los insumos necesarios para la construcción de una política seria y participativa, que cuente con el compromiso de todos los sectores en relación a la promoción y protección de derechos de las personas adultas mayores.

 

La segunda, no menos importante, es empoderar a las mismas personas adultas mayores como sujetos de derechos y artífices de su propio destino.

 

No es posible seguir construyendo políticas, normas, planes y programas dirigidos a esta población sin que sean debidamente consultadas; no podemos hacer algo para este grupo sin la participación de ellos y ellas.

 

Es un ejercicio que busca, en primer lugar, volver la mirada a los ojos de quienes hemos tenido excluidos por demasiado tiempo y esto, siempre significa volver a lo humano, a lo que verdaderamente debe unirnos.

 

En segundo lugar, busca que todas y todos se convenzan de que este es un tema de NACION donde todos los sectores debemos poner nuestro corazón y esfuerzo por mejorar cada día nuestra valoración y respeto al envejecimiento y a las personas mayores.

 

En tercer lugar, pretendemos que los funcionarios y funcionarias revalorizaremos lo que significa ser servidores públicos, es decir personas que estamos al servicio de nuestra población y que a través del ejercicio de nuestras funciones somos garantes de los derechos humanos de todos y todas, sin discriminación.

Y finalmente, queremos avanzar a la construcción de un país donde cada persona sea importante y donde nuestros hijos e hijas se sientan orgullosos y orgullosas de haber nacido y vivido.

 

Este es un momento para erigir porvenir y esperanza para nuestro país; es un momento para decidir si queremos un El Salvador garante de los derechos humanos para todas las personas, incluyente y solidario para con las personas adultas mayores.

 

Y por ello les invito a participar activamente en este esfuerzo.

 

Como dice el lema del Gobierno del Presidente Sánchez Cerén:

 

Unámonos para crecer.

 

Muchas gracias.