Queridas amigas:

Siempre es una enorme alegría venir a la bellísima zona oriental de nuestro país, y sobre todo a esta bella tierra de La Unión!

Más alegría es estar aquí con ustedes celebrando un logro más que han alcanzado las maravillosas mujeres de este departamento, quienes este día se gradúan de sus cursos de capacitación, las cuales les dan mayores oportunidades para ir avanzando hacia su autonomía económica.

Cada vez que realizamos este tipo de actividades nos llenamos de mucho orgullo y satisfacción, por las siguientes razones:

Primero, porque asistimos a la culminación de un esfuerzo que ha requerido una coordinación múltiple, como es el esfuerzo que ponen en primer lugar ustedes, queridas amigas, pero también actores locales que nos apoyan, como las alcaldías municipales (particularmente de las unidades municipales de la mujer) así como organizaciones no gubernamentales y otras instituciones del Gobierno central.

En segundo lugar, es emocionante lograr una graduación como esta por la repercusión directa que todo proceso formativo tiene en la calidad de vida y en las oportunidades de desarrollo de las mujeres, así como en la toma de conciencia de su propio valor como ser humano digno, capaz y autosuficiente.

Pero también, porque confirmamos el acierto del Programa Ciudad Mujer, que tiene a su base un compromiso constante por el desarrollo integral de las mujeres.

Como ustedes saben queridas amigas, las mujeres tenemos que vencer muchos obstáculos para lograr avances en nuestras vidas.

No sólo tenemos que solucionar las demandas diarias de nuestra familia; la alimentación, la salud, la educación, entre otros, sino también vencer los obstáculos que nos impone la misma sociedad, como la falta de acceso a la educación, a la formación técnica, al financiamiento y por si fuera poco también lidiar con el machismo y los problemas de la inseguridad ciudadana que afecta más a nosotras las mujeres.

No tengo duda que si estos obstáculos no existieran, las mujeres tendríamos mejores condiciones para nuestro desarrollo personal y una mejor calidad de vida para nosotras, nuestras familias y el país.

Es por ello, que nuestro trabajo en Ciudad Mujer está orientado para atender sus necesidades e intereses, brindando servicios especializados en el área de prevención y atención a la violencia de género, salud sexual y reproductiva, empoderamiento económico y formación en derechos.

Sabemos que cuando una mujer se empodera, toma sus propias decisiones, define cuál es su proyecto de vida y avanza con paso firme hacia su desarrollo.

Es por ello amigas que nuestros servicios tienen ese objetivo, brindarles de forma integral e integrada la atención que ustedes se merecen.

Estamos seguras que en la medida que avancemos en estos esfuerzos el rol tradicional de las mujeres también irá cambiando y como consecuencia también la sociedad.

En esta ocasión Ciudad Mujer esta graduando a 165 usuarias en las especialidades de:
• Elaboración artesanal de calzado escolar
• Corte y Confección
• Cosmetología
• Estilismo
• Preparar comida mexicana, y
• Producción artesanal de raciones y concentrados para bovinos cerdos y aves de corral.
Estos cursos se desarrollaron en los municipios de:
• Conchagua
• La Unión
• Yayantique, e
• Intipucá

Todos del Departamento de La Unión, y gracias al trabajo incansable de mis queridas compañeras de la sede de Ciudad Mujer San Miguel, quienes han redoblado esfuerzos para traer servicios a favor de las mujeres de La Unión.

Y vean, queridas amigas, que a pesar que en la Asamblea Legislativa un partido político no ha querido que ustedes tengan una sede propia, nosotras sí estamos empeñadas en que las mujeres de La Unión tengan los servicios que necesitan para lograr su pleno desarrollo.

También hay que reconocer que esto no sería posible sin el trabajo y el compromiso del Instituto Nacional de Formación Profesional (INSAFORP), quienes gestionan los cursos técnicos.

Muchas felicidades a todas por su esfuerzo, reconocemos que la mayoría de ustedes no había tenido la oportunidad de capacitarse y formarse para aprender un oficio es por ello que como programa Ciudad Mujer cada vez que finalizamos los cursos vocacionales estamos abriendo una puerta que lleva a mejorar la calidad de vida de ustedes y de sus familias.

Las invito, amigas, a seguirse formando, tanto en cursos técnicos, como en sus derechos, a volverse cada día más dueñas de su proyecto de vida, porque una mujer empoderada en sus derechos, es una mujer que se desarrolla plenamente y contribuye mucho más a su comunidad y a su país.

Ciudad Mujer es un espacio de mujeres comprometidas, apoyando a otras mujeres, de diferentes formas y con diferentes servicios.

Las invito a siempre replicar eso en sus territorios; a apoyar a otras mujeres, refiéranlas a Ciudad Mujer y permítanles seguir el mismo camino que ustedes ya emprendieron.

Nuevamente reciban mi felicitación y el de todo el equipo de Ciudad Mujer San Miguel, queridas amigas, que cosechen muchos éxitos más y cuenten que en Ciudad Mujer vamos a seguir apoyándoles en su desarrollo integral.

Muchas gracias.