Muy buenos días,

Me siento muy contenta de estar con ustedes esta mañana.

En octubre de cada año se celebra a nivel internacional el “Mes de la Sensibilización sobre el Cáncer de Mama”.

Por esa razón, durante todo el mes de octubre se desarrollan diferentes acciones y actividades para sensibilizar a toda la población –tanto hombres como mujeres– sobre esta enfermedad, con el propósito de incrementar la atención y el apoyo en la detección precoz, el tratamiento y los cuidados para esta grave enfermedad, la cual está situada como la segunda causa de muerte de las mujeres en El Salvador, solo después del traumatismo craneano.

Desde el nacimiento y puesta en marcha del Programa Ciudad Mujer nos hemos dedicado a prevenir, detectar y ayudar a todas las mujeres, en todo su ciclo de vida; a brindarles una atención oportuna que pueda salvar sus vidas.

Es por ello que Ciudad Mujer tiene como una de sus prioridades atender a las mujeres con la práctica de mamografías, ultrasonografías y autoexámenes de mamas, que les permitan detectar tempranamente el cáncer de seno e iniciar con el debido tratamiento.

En Ciudad Mujer  podemos ayudar a salvar las vidas de muchas mujeres salvadoreñas con estos tres exámenes, gratuitos en todas nuestras sedes.

Sabemos que el cáncer es una de las enfermedades que más afecta la salud y vida de las mujeres. Precisamente la Organización Mundial de la Salud (OMS), asegura que cada 30 segundos en algún lugar del mundo se diagnostica un cáncer de mama a alguna mujer, por lo que las campañas que fomenten la detección temprana son realmente determinantes e importantes para nosotras.

Según la misma Organización Mundial de la Salud los cánceres más comunes entre las salvadoreñas son los de cérvix (24.8%), de mama (23.7%) y de cuello uterino (16.3%).

Por lo anterior, y como parte de nuestro compromiso de trabajar para mejorar la calidad de vida de todas las mujeres en nuestro país, lanzamos este día una intensa “Campaña de Sensibilización para prevenir y detectar a tiempo el cáncer de mama”.

Y para este octubre de 2016, queremos enfocarnos en un sector poblacional femenino que desarrolla una tarea prioritaria para nuestra nutrición, para nuestra vida, como lo es el sector de las señoras vendedoras de nuestros mercados.

Estas maravillosas mujeres que desde las 3:00 de la madrugada están ya preparándose con sus productos para ofrecerlos en los mercados y que día a día están proveyendo a las familias salvadoreñas de productos frescos que son de primera necesidad en nuestra canasta básica alimentaria.

Queremos, desde Ciudad Mujer, que se tomen un tiempo en su intensa jornada y que a través de un examen completamente gratuito pueda prevenir esta grave enfermedad del cáncer de mama o el cáncer cérvico uterino, que termina con la vida de las mujeres en un abrir y cerrar de ojos, si no es tratado a tiempo.

Esta mañana nos acompañan las queridas mujeres del mercado San Miguelito, quienes han venido a conocer Ciudad Mujer y a practicarse una mamografía.

No se arrepentirán de haber venido esta mañana, pues cuando una mujer conoce los más de 30 servicios y oportunidades que acá les ofrecemos, quiere regresar una y otra, y otra vez. Cuando Ciudad Mujer llega a la vida de las mujeres, se queda para siempre.

Así es que en el marco de esta “Campaña de Sensibilización para prevenir y detectar a tiempo el cáncer de mama”, además de todas las acciones diarias que hacemos a través de nuestro Módulo de Salud Sexual y Reproductiva.

Con el magnífico trabajo de las funcionarias del Ministerio de Salud, estaremos desarrollando durante todo el mes de octubre una serie de actividades específicas desde cada una de las seis sedes de Ciudad Mujer para promover en las mujeres la realización de los exámenes para prevenir y diagnosticar de forma temprana, el cáncer de mama.

Uno de esos es el autoexamen que cada mujer debemos hacernos en la intimidad de nuestros hogares, mes a mes y que pueden aprender a hacerlo con el apoyo de nuestras funcionarias.

El otro, que también se puede recibir de manera gratuita, es en nuestros centros Ciudad Mujer.

Si una mujer tiene sospechas de tener un tumor o bien si ya pasa de los 40 años de edad, lo único que debe de hacer es acudir a cualquiera de las seis sedes de Ciudad Mujer distribuidas en todo el país para poder hacerse una mamografía.

Como Ciudad Mujer queremos hacer conciencia en todas las mujeres, sobre todo en las más jovencitas, que cuando más temprano se realiza un diagnóstico, más posibilidades habrá de erradicar el cáncer de mama, pues es una enfermedad que se cobra la vida de muchas mujeres y de todas las edades.

Desde el módulo de Salud Sexual y Reproductiva de todas las sedes de Ciudad Mujer, brindamos de manera gratuita servicios de atención y orientación para la prevención y detección temprana del cáncer de mama y cáncer cérvico-uterino, como:

  • la toma de citología;
  • el examen de mamografía, la cual se realiza a partir de los 40 años;
  • y lo más importante enseñamos a las adolescentes y jovencitas como practicarse el autoexamen de mamas, ya que desde temprana edad se deben palpar cada uno de los senos para ver si encontramos alguna anormalidad en ellos.

Me da mucha alegría trasladarles que desde octubre de 2015 hasta este día, Ciudad Mujer ha practicado más de 10 mil mamografías.

Es decir, en un año 10 mil mujeres tuvieron la oportunidad de practicarse este examen de manera oportuna y preventiva.

Asimismo, en ese mismo período de tiempo, en las sedes de Ciudad Mujer se realizaron más de 19 mil pruebas para la detección del cáncer cervico uterino.

Queremos que cada día más mujeres se practiquen estos exámenes que pueden salvar sus vidas.

Por eso no me canso de pedirles que visiten Ciudad Mujer y se hagan estos exámenes, los cuales estaremos desarrollando de manera más intensa, en todo este mes de octubre.

Algunas de las actividades que estaremos realizando durante todo el mes de octubre en las sedes de Ciudad Mujer son:

  • jornadas intensivas de realización de mamografías;
  • jornadas de promoción, sensibilización y prevención del cáncer de mama con grupos de adolescentes y jóvenes de las áreas de influencia de nuestras sedes;
  • conversatorios,
  • charlas educativas en las comunidades;
  • caminatas, entre otras.

Antes de concluir quiero decirles tres cosas muy importantes:

Lo primero, es el ¿por qué es tan importante que las mujeres tomemos conciencia de la necesidad de hacernos estos exámenes? Bueno, simple y sencillamente porque ¡pueden salvarnos la vida!

Y se los digo por experiencia propia. Ustedes saben que soy una persona sobreviviente de cáncer.

Gracias a Dios logré superar esta enfermedad, aunque ahora debo estar en control  periódico realizándome exámenes para prevenir que el cáncer no vuelva.

Yo tengo mucha fe y confío en Dios que él me dará mucha vida para seguir trabajando en la sensibilización de todas ustedes para que hagan sus exámenes a tiempo, los cuales pueden hacer de manera gratuita en todas las sedes de Ciudad Mujer.

Lo segundo, es que no tengamos miedo a enfrentar un diagnóstico de cáncer. Muchas mujeres se niegan a hacerse los exámenes por temor a que les digan que tienen cáncer.

Pero debemos saber que hoy en día, un diagnóstico de cáncer no significa una sentencia de muerte.

Somos miles y miles de mujeres a las que un diagnóstico temprano nos ha salvado la vida. Y miles más las que están ahora tratando de ganarle la batalla al cáncer y están viviendo sus vidas con total normalidad.

Debemos ser ejemplo para nuestras hijas, hermanas, amigas y vecinas, y ayudarlas a entender que todas las mujeres estamos propensas a enfermarnos, y por eso debemos cuidar y atender nuestra salud.

Y lo tercero, quiero pedirles que si ustedes conocen a mujeres que tengan cáncer, a que se solidaricen con ellas. Realmente los efectos del tratamiento son duros, pero cuando una cuenta con una familia y amistades que se preocupan, le ayudan, la animan, le dan cariño, todo se puede superar.

Así que amigas, todas nosotras podemos y debemos ser promotoras de esta campaña contra el cáncer y por supuesto, sigan contando con Ciudad Mujer en esta lucha por la vida de las mujeres.

¡Muchas gracias!