Queridas amigas y amigos,

Me llena de mucha alegría estar aquí con ustedes para celebrar el éxito que hemos obtenido en el proyecto “Empoderamiento de la mujer para el Desarrollo Económico y la Resiliencia”, que ha sido ejecutado en nuestro país y en Guatemala.

Por ello, quiero saludar a nuestras invitadas de honor del Municipio de Villa Nueva Guatemala quienes nos acompañan, como un intercambio de las buenas experiencias que hemos tenido. Sin duda, las centroamericanas debemos unirnos para caminar hacia la igualdad sustantiva.

Aprovecho este espacio para agradecer a la  Fundación Panamericana para el Desarrollo (PADF), a Asesoría a Programas y Proyectos de Desarrollo (ASPRODE), a la Comisión Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (CONAMYPE), a Protección Civil y por supuesto, a nuestros grandes amigos y aliados el Pueblo y el Gobierno de la República de China Taiwán, quienes de manera coordinada con mi equipo de la Secretaría de Inclusión Social y el Programa Ciudad Mujer hicieron posible este maravilloso proyecto.

Como saben, Ciudad Mujer es un modelo innovador que siempre buscamos hacer nuestros mayores esfuerzos para que las mujeres reciban servicios con calidad y calidez, de manera que pueda darse ese empoderamiento vital en sus vidas. Las mujeres son sujetas de derechos y por tanto, tenemos que unirnos para poder garantizar su ejercicio pleno y desarrollo.

En nuestro contexto, las mujeres enfrentan grandes brechas de desigualdad y violencia, que se ve muy marcada en su autonomía económica. Según datos de la Dirección General de Estadísticas y Censos, la brecha en la participación laboral entre hombres y mujeres es del 32.88%, siendo más profunda cuando observamos la tasa de participación por área rural, donde los hombres tienen una participación del 85.02% y las mujeres un 36.79%.

A esto se suma la brecha salarial entre hombres y mujeres que para el año 2016 era de $56.34  dólares.

Otro dato muy relevante es que en la población ocupada en el sector informal, las mujeres tienen una mayor representación, siendo para el año 2016 de 48.84% ante un 37.53% de los hombres.

Estos son algunos datos que nos muestran una condición de desigualdad muy marcada.

Ante esta situación, desde el programa Ciudad Mujer hacemos una apuesta estratégica hacia la autonomía económica de las mujeres, fortaleciendo sus habilidades y conocimientos para que ellas puedan tener la capacidad de generar ingresos y recursos propios, desde un enfoque de derechos humanos e inclusión.

Es por ello, que cuando supimos del proyecto no dudamos en sumarnos a este esfuerzo desde la sede de Ciudad Mujer San Martín, a cuyo equipo agradezco toda la entrega que hacen diariamente por las mujeres.

En este proceso, trabajamos con un total de sesenta  mujeres emprendedoras, participantes de Apopa y Ciudad Delgado, dos municipios importantes para nuestro trabajo territorial. Ellas pasaron por un proceso de Alfabetización en Derechos que es fundamental y con el cual siempre buscamos que inicien para que su desarrollo y formación técnica se fundamente en el conocimiento de sus derechos. Además, recibieron procesos formativos en Emprendedurismo y Gestión de Riesgos, haciendo que fuese integral su capacitación.

Queridas amigas emprendedoras,

Quiero agradecerles a ustedes de manera especial por haber aceptado participar de este proyecto pensado para ustedes.

Yo sé que no es fácil dedicar mucho tiempo a estos procesos, pero es importante que los reciban porque es a beneficio de ustedes mismas. Queremos que ustedes sean mujeres empoderadas y aliadas.

Aprovechen esta jornada, que también les dejará muchos aprendizajes, pues eso queremos que conversemos de lo que hemos aprendido.

Este cierre del proyecto no significa que no sigamos trabajando con ustedes: les invito a que sigan asistiendo al programa Ciudad Mujer, que ha sido creado para ustedes y conviértanse en nuestras embajadoras en sus comunidades y territorios, para que más mujeres puedan ser beneficiadas con los servicios que con tanto amor y trabajo les ofrecemos.

Amigas y amigos,

Quiero aprovechar esta oportunidad para hacer un llamado extensivo para que unamos esfuerzos por la igualdad de género y la erradicación de la violencia.

Como saben, tenemos una alerta nacional que nos exhorta a incrementar nuestros esfuerzos por una vida libre de violencia para las mujeres y este tipo de contribuciones, como las que hace este proyecto, es clave para que puedan tener una oportunidad para salir adelante.

Agradezco mucho todo el trabajo puesto para el éxito de este proyecto y espero que podamos replicar y continuar realizando este tipo de esfuerzos y lograr que más mujeres tengan esta oportunidad y contribuir a la igualdad sustantiva que queremos.

Muchas gracias,