Buenos días mis queridas amigas.

Para mí siempre es un enorme placer encontrarme con ustedes en actividades como esta, en la que celebramos juntas el fruto de su esfuerzo y compromiso por el desarrollo de ustedes mismas.

Ciudad Mujer quiere ser parte de un nuevo comienzo en la vida de las mujeres.

En Ciudad Mujer sabemos que la vida de las mujeres no es fácil. Sabemos que las mujeres tenemos que sortear muchísimas dificultades para salir adelante: la falta de recursos; los riesgos en las comunidades; las dificultades de transporte; la falta de tiempo para dedicarnos a nosotras mismas; la ausencia de apoyos familiares, en muchos de los casos.

Pero sabemos que las mujeres salvadoreñas tienen un espíritu luchador, que las anima a siempre estar buscando alternativas para superar todas esas dificultades.

Por eso en Ciudad Mujer estamos comprometidas con ustedes, para ayudarles a construir nuevas oportunidades para transformar sus realidades.

Y esas nuevas realidades que junto con ustedes debemos construir, deben ser aquellas que nos permitan a todas nosotras, mujeres de todas las edades, condiciones, creencias e ideas, vivir en condiciones de igualdad, libres de violencia y discriminación; con acceso a conocimientos, oportunidades de desarrollo económico y capacidad de decisión autónoma.

Por eso, justamente, es que uno de los énfasis en nuestros servicios es la promoción de la autonomía económica de las mujeres, en tanto representa una herramienta indispensable para lograr la igualdad y equidad entre mujeres y hombres.

Con este compromiso, en Ciudad Mujer Colon –que es, además, nuestra primera sede- a la fecha hemos brindado un poco más de 557,500 servicios y atendido a más de 270,960 usuarias en diversas especialidades.

Por ello es que me alegra tanto estar hoy graduando a más de 1,300 mujeres que han finalizado satisfactoriamente sus cursos técnico vocacional.

En este periodo, con el valiosísimo aporte del Instituto Salvadoreño para la Formación Profesional (INSAFORP), a quienes aprovecho a agradecer y reconocer su compromiso con nuestras usuarias, se han impartido 86 cursos, en 24 municipios de 3 departamentos del país: La Libertad, Sonsonate y La Paz.

Imagínense ustedes, queridas amigas! Una sola sede haciendo supremos esfuerzos para llevar servicios a 3 departamentos.

Por supuesto, con más recursos, podríamos atender a muchísimas más mujeres, que es nuestra aspiración, pues todas las mujeres del país necesitan y merecen una Ciudad Mujer!

A partir del esfuerzo de mis queridas compañeras de Ciudad Mujer Colón, hemos podido atender a mujeres de 12 municipios de La Libertad; de 11 municipios del Departamento de Sonsonate, y de 1 municipio de La Paz, entre los cuales están:

De La Libertad:

  • Colón
  • Ciudad Arce
  • Zaragoza
  • Puerto de La Libertad
  • Nuevo Cuscatlán
  • Comasagua
  • San Pablo Tacachico

De Sonsonate:

  • Acajutla
  • San Antonio del Monte
  • Izalco
  • Juayua
  • San Julián

Entre otros.

Y del Departamento de La Paz, atendimos a usuarias de San Luis Talpa.

En total fueron 28 especialidades las desarrolladas, entre las que se encuentran áreas realmente innovadoras para las mujeres, tales como:

  • Carpintería
  • Elaboración artesanal de calzado y de sandalias
  • Operadoras de máquinas industriales
  • Operadoras de software y Microsoft Office
  • Escuela de Campo Agrícola

Además, se ha continuado capacitando a nuestras usuarias en áreas que también siguen teniendo posibilidades de desarrollo en emprendimientos y encadenamientos productivos, tales como:

  • Elaboración de productos de limpieza
  • Elaboración de champú y jabón
  • Artesanía en bambú
  • Elaboración de hamacas
  • Corte y confección
  • Cosmetología
  • Entre otros

Es importante destacar que como resultado de la formación técnica, se han creado diversas iniciativas productivas, entre ellas podemos mencionar:

  • Tenemos 3 jóvenes del municipio de Juayua quienes están en proceso de asociarse para la elaboración de calzado
  • En el municipio de San Antonio del Monte, 3 usuarias están elaborando y vendiendo  pan dulce y salado.
  • En Salcoatitán, se está formando una cooperativa para elaborar
  • 2 emprendedoras en Juayúa, ya están preparando y comercializando comida
  • 2 emprendedoras de Santa Tecla ya comercializan prendas de vestir y productos varios elaborados por ellas: faldas short, cojines y delantales
  • 2 mujeres de San Julián están elaborando y comercializando comida china
  • Varias emprendedoras de Colón han fortalecido sus negocios con el curso de corte y confección.
  • 3 Mujeres de Colón están trabajando en el servicios de arreglos florales
  • Varias mujeres agricultoras han mejorado sus técnicas de siembra y la producción de sus parcelas.
  • Mujeres de Zaragoza han iniciado su negocio de bisutería y están participando en ferias locales.
  • 3 mujeres de Zaragoza, están elaborando prendas de vestir para mujeres.
  • Un grupo de 13 mujeres de Acajutla se están organizadas para elaborar sandalias.

Todos estos ejemplos de ustedes mismas, nos ratifican la convicción de que cuando se invierte en las mujeres, es una inversión segura que da frutos muy prontos.

El triunfo que ustedes hoy recogen, materializado en un diploma, se traduce también en posibilidades de iniciar proyectos productivos que les permitan desarrollarse.

Por eso es que en Ciudad Mujer estamos muy orgullosas de ustedes.

Siéntanse ustedes también con un gran orgullo de sí mismas y contagien ese ánimo y ese espíritu a otras mujeres de sus familias y de sus comunidades.

Díganles que acudan a Ciudad Mujer, no sólo a capacitarse, sino también a recibir atenciones en salud, o si están siendo víctimas de violencia de género, o si quieren asesoría para iniciar un emprendimiento.

Ustedes mismas, sigan viniendo a Ciudad Mujer. No se conformen con esta graduación. Queremos seguir apoyándolas en este camino al desarrollo pleno al que tienen derecho.

Nuevamente, reciban cada una nuestras felicitaciones y un cariñoso abrazo de mi parte.

Muchas gracias!