Buenos días a todas y todos.

Este es un día muy especial, ya que por primera vez realizamos una graduación en la Ciudad de San Miguel de forma conjunta con las 3 sedes de Ciudad Mujer de la zona oriental del país.

Aquí nos encontramos mujeres que vienen de distintos lugares de Morazán, San Miguel y Usulután, quienes celebran juntas un triunfo al graduarse de sus respectivos cursos de formación técnica.

Me alegra también que esta graduación la realicemos en el marco de una fecha muy importante, pues el día de ayer conmemoramos el Día Nacional e Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, recordando el compromiso que debemos asumir todas y todos, para que todas las mujeres en El Salvador disfruten una vida libre de discriminación y de violencia, con oportunidades para su desarrollo pleno y feliz.

Justamente, ese es el compromiso de trabajo de Ciudad Mujer: contribuir en la transformación de la vida de las mujeres, tomando conciencia de sus derechos y ejerciéndolos con autonomía.

Ciudad Mujer quiere ser el comienzo de una nueva etapa para sus vidas, ofreciéndoles una serie de servicios para que puedan atender sus necesidades en un mismo lugar.

Ustedes son el mejor ejemplo de mujeres que tomaron la decisión de mejorar sus vidas, cumpliendo sus sueños y aspiraciones de la mano de Ciudad Mujer, pues llegaron buscando una oportunidad de aprendizaje, buscando la oferta de cursos técnico vocacionales para desarrollar nuevos conocimientos y habilidades, y con ello, también contar con nuevas y mejores oportunidades.

No saben el orgullo que siento al decir que en esta oportunidad estamos graduando a un poco más de 7,000 mujeres de las sedes de Ciudad Mujer Morazán, San Miguel y Usulután, quienes con mucha dedicación han culminado sus diferentes programas de formación técnico vocacional, en áreas como:

  • Reparación de maquinaria de confección industrial
  • Operadoras informáticas
  • Mantenimiento y reparación de computadoras
  • Elaboración de prendas teñidas en añil
  • Elaboración de productos de limpieza
  • Manejo de técnicas agrícolas
  • Elaboración de carteras
  • Alta costura, entre otras.

Es importante mencionar que más del 95% de estos cursos se han desarrollado de forma itinerante, con el objetivo de acercar nuestros servicios a las mujeres para que cuenten con la oportunidad de formarse y facilitar su participación.

En las 3 sedes de Ciudad Mujer ubicadas en esta bella zona oriental, hemos brindado casi un millón cien mil servicios, y con ello atendido a 346 mil 844 mujeres.

Vale la pena mencionar que con el trabajo territorial que realiza Ciudad Mujer hemos llegado a un poco más de 84 municipios de los departamentos de Morazán, La Unión, San Miguel, Usulután, San Vicente y La Paz.

Para el caso, en la zona oriental en total hemos graduado a la fecha 18,545 mujeres quienes ya cuentan con las herramientas técnicas para emprender su negocio o abrirse un camino en el mercado laboral.

En esta oportunidad quiero reconocer el esfuerzo realizado para finalizar satisfactoriamente con su formación técnica vocacional a:

  • Las 1,558 mujeres usuarias de Ciudad Mujer Morazán;
  • Las 2,903 de Ciudad Mujer San Miguel, y
  • A las 2,781 de Ciudad Mujer Usulután

Todas ustedes recibirán sus diplomas que les acreditan competencias en diferentes áreas técnicas.

Son 450 cursos técnico-vocacionales impartidos, de los cuales 111 fueron coordinados por la sede de Ciudad Mujer Morazán, 175 en San Miguel y 164 en Usulután.

Quiero aprovechar la ocasión para referirme de forma general a algunas experiencias relevantes, que nos sirven de inspiración para continuar realizando los esfuerzos que sean necesarios para que las mujeres logren su autonomía económica, tal es el caso de:

  1. Doña Ana Elsa Santos Villatoro de 40 años de edad, quien es una mujer sorda, del municipio de San Francisco Gotera, quien nos ha manifestado que Ciudad Mujer es un milagro en su vida, ya que ella por su discapacidad auditiva no había podido obtener un empleo, pero que se capacito en Ciudad Mujer en el curso de Elaboración de Hamacas y hoy se dedica a tiempo completo a la elaboración y venta de hamacas lo que le genera ingresos económicos para ella y su familia, demostrando que cualquier mujer con discapacidad, es tan o más productiva como cualquier persona, si les damos las oportunidades que merecen.
  1. Rosalina Perez de Romero, una joven que se formó en pastelería y repostería hoy es su fuente de trabajo, vende pan 3 veces por semana en el Cantón La Cuchilla del municipio de Delicias de Concepción, con lo que ha cambiado sus condiciones de vida. 
  1. El ejemplo de la UDP “Mujeres Elegantes” de la Colonia Ciudad Pacifica de San Miguel, con 6 socias, que se formaron en Cosmetología y ahora tiene su negocio de sala de belleza y con ello cuentan con ingresos para sus familias.

Todas ellas, al igual que las demás, demuestran que podemos cosechar éxitos si contamos con oportunidades para ello.

Eso quiere ser para ustedes Ciudad Mujer: un lugar de oportunidades, en donde cada uno de nuestros servicios sea un grano de café para mejorar sus vidas y al vida de sus familias.

Por supuesto, para el desarrollo de esta gran labor de formación técnica y la posterior creación de emprendimientos productivos, Ciudad Mujer contó con el apoyo de instituciones aliadas como INSAFORP, ITCA, CONAMYPE y el Ministerio de Agricultura y Ganadería.

Pero también, debemos reconocer que, particularmente para las mujeres de Morazán, todo esto no habría sido posible sin el apoyo de un aliado incondicional: el pueblo hermano y el gobierno de la República de China – Taiwán, quienes donaron 3 millones de dólares para la construcción de la sede en ese departamento.

Realmente las mujeres de Morazán no tuvieran esa bella sede sin ese apoyo fundamental, pero es justo decir que la ayuda solidaria de la República de China – Taiwán ha favorecido, a lo largo de estos años, a usuarias de todas las sedes de Ciudad Mujer, a través de la donación de computadoras y máquinas de coser para los cursos de computación y de costura; pero también con la donación de plantas procesadoras de leche; de vehículos y muchas otras cosas más.

Precisamente, queridas amigas, recién acabamos de recibir una donación de casi 500 mil dólares de parte de China – Taiwán, con los cuales llevaremos a cabo diferentes acciones para seguir favoreciendo a más mujeres salvadoreñas, y más adelante nos entregarán otros 500 mil dólares más para apoyar más proyectos que también servirán para programas a favor de personas adultas mayores y de la diversidad sexual.

Por ello quiero que todas le brindemos un fuerte aplauso a nuestro querido amigo, el señor Embajador Andrea Lee, quien amablemente apadrina esta mañana la graduación de todas ustedes, en reconocimiento y gratitud de la solidaridad que su pueblo, su gobierno, y él mismo, sigue demostrando para con todas las salvadoreñas.

Y a ustedes, amigas queridas, les animo a seguir utilizando todos los servicios de Ciudad Mujer. Queremos seguir atendiéndolas y acompañándolas en su camino, hasta que logren disfrutar de todos sus derechos.

¡Muchos éxitos a todas y un abrazo fuerte para cada una!

Muchas gracias.