En la víspera de cumplirse 33 años en que niñas, niños, mujeres y hombres perdieron la vida en las masacres ocurridas en El Mozote en diciembre de 1981, el Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer (ISDEMU) presentó este día el libro y documental “La Memoria de las Luciérnagas”.

El acto fue presidido por la Secretaria de Inclusión Social y Presidenta de ISDEMU, Vanda Pignato; la Directora Ejecutiva de ISDEMU, Yanira Argueta; la Representante del Consejo Directivo del Programa de Reparación de Víctimas de Graves Violaciones a los Derechos Humanos ocurridas durante el conflicto armado, Guadalupe de Espinoza;  y la Fiscal Adjunta, Paula Patricia Velásquez.

Este libro y documental son un homenaje a las mujeres sobrevivientes al conflicto armado y a sus descendientes. En ambas creaciones, las mujeres relatan -desde su propia mirada- los hechos ocurridos, construyendo así su historia y retratando a la vez su fuerza, determinación, lucha y  aportes a la sociedad.

“Este proceso de reconstrucción de la memoria representa la expresión de realidades construidas colectivamente. En este caso, el proceso otorga sentido y significado a la experiencia de las mujeres en el centro de la historia. Trazamos sus voces debido a la necesidad de dar a conocer a las nuevas generaciones la verdad, el entendimiento de su realidad para garantizar la transformación y la construcción de una sociedad justa y democrática”, subrayó la Secretaria Pignato.

Cabe destacar que en el desarrollo de estas dos obras, el ISDEMU realizó el acompañamiento psicosocial a las sobrevivientes y sus familiares, quienes en el acto de hoy recibieron un reconocimiento, pues sin sus valiosos testimonios el libro y el vídeo no hubiesen sido posible. También fueron  objeto de un reconocimiento especial y póstumo: Rufina Amaya, Andrea Márquez y María Santos Claros.

De esta forma, el ISDEMU busca contribuir al reconocimiento de la lucha incansable de las mujeres sobrevivientes, con el propósito de preservar la memoria histórica y evitar que hechos tan dolorosos como este se repita; pero, sobre todo, con el fin de construir nuevas esperanzas.

Las masacres ocurridas en los cantones El Mozote, El Pinalito, Ranchería, Los Toriles, Jocote Amarillo; La Joya, Cerro Pando, Cerro Ortiz  y zonas aledañas los días y 10, 11, 12 y 13 de diciembre de 1981, dejó más de mil personas asesinadas, la mayoría mujeres, niñas y niños.

Leer discurso

Ver galería fotográfica

Ver video