Miércoles, 11 de abril de 2018. La Secretaria de Inclusión Social, Vanda Pignato, participó este día en las jornadas de alto nivel político y técnico. “Innovación social: Fórmulas para una mejor protección social e inclusión productiva en Centroamérica y República Dominicana”, organizada por el Sistema de Integración Centroamericana (SICA)  y la Vicepresidencia de esa nación caribeña. El evento tiene lugar en República Dominicana.

Entre los objetivos de este encuentro regional está la búsqueda de estrategias y decisiones políticas que permitan a los países de la región brindar mejores oportunidades para reforzar sus sistemas de protección social para las presentes y futuras generaciones; algo que puede implicar crear formas novedosas para que desde lo público se responda a las necesidades de la población, especialmente de aquella que tradicionalmente ha estado alejada de los beneficios del desarrollo.

La ponencia de la Secretaria Pignato fue parte de la sesión política interministerial “Innovación e intersectorialidad: pasos impostergables para un futuro donde nadie se quede atrás”, y en ella subrayó la imperiosa necesidad de que los gobiernos aprovechen el momento actual para crear políticas que favorezcan el ejercicio de los derechos de toda la población; sobre todo, aquella que ha sido más discriminada, pues de lo contrario se corre el riesgo de no romper el círculo de pobreza.

La funcionaria resalta la idoneidad del momento actual para hacer cambios, mejoras y ajustes en las políticas públicas, en vista de dos fenómenos demográficos presentes en la región durante los últimos años: el bono demográfico (explosión de población joven que puede sostener como nunca los sistemas sociales) y el envejecimiento poblacional acelerado. En base a esta realidad, subraya la urgencia de hacer las intervenciones adecuadas para fortalecer las capacidades de las y los jóvenes, de tal forma que logren superar problemas como la pobreza, la violencia y la inequidad, pues esto abonará a que tengan mejores condiciones durante su vejez, tiempo para el cual la cantidad de personas adultas mayores superará -por mucho- al de personas con menos de 14 años de edad.

Los programas Ciudad Mujer y Nuestros Mayores Derechos (el segundo dirigido a las personas adultas mayores), fueron puntualmente, los dos ejemplos expuestos por la Secretaria Pignato, en vista de los importantes avances que han brindado sus resultados para dos poblaciones tradicionalmente excluidas: las mujeres y las personas de edad. Para la efectividad de que acciones similares sean efectivas, apuntó que deben tenerse en cuenta elementos como: el profundo conocimiento de las realidades que viven las poblaciones a atender, la coordinación interinstitucional para no duplicar esfuerzos; la evaluación y ajustes contantes, la intersectorialidad, y la diversidad e individualidad de los grupos poblacionales.

En cuanto a la intersectorialidad, resaltó que ésta debe desarrollarse para lograr mayor impacto,  una muestra clara de ello ha sido el programa Ciudad Mujer que al ser una inversión pública ha generado dinámicas intersectoriales (con organizaciones de la sociedad civil, municipalidades, empresas, medios de comunicación) que a su vez dan oportunidades reales de superación a las mujeres, un sector que históricamente ha estado en situación de vulnerabilidad.

“Este espacio debe servirnos para reflexionar que somos servidores públicos, es decir, nos debemos al servicio de los ciudadanos y las ciudadanas. Nuestra función es garantizar y promover, desde nuestro accionar, que el Estado haga las inversiones que permitan a toda la población, sin discriminación, gozar de los derechos fundamentales. Nos animo a todas y todos para redoblar esfuerzos y a apresurar la marcha para conseguir que la protección social y la inclusión sea una realidad más pronta y cercana a todas las personas de nuestra región”, concluyó la funcionaria.

En estas Jornadas, se ha contado con la participación de funcionarias y funcionarios de gobiernos latinoamericanos, así como representantes de agencias de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (CEPAL). La inauguración estuvo a cargo de la Vicepresidenta de República Dominicana, Margarita Cedeño.

Leer discurso