San Salvador, jueves 23 de noviembre de 2017.  El Presidente Salvador Sánchez Cerén presentó hoy la Estrategia Nacional Intersectorial de Prevención del embarazo en Niñas y Adolescentes, iniciativa que pretende erradicar este fenómeno social bajo un enfoque de respeto a los derechos humanos, de género e inclusión. La Señora Subsecretaria de Inclusión Social, Licda. Guadalupe Hernández de Espinoza, participó junto al mandatario en dicho lanzamiento, un esfuerzo que busca contrarrestar este problema social con un programa integral para los próximos diez años.

El Programa Ciudad Mujer Joven tendrá un papel importante en la implementación de la estrategia, ya que a través de sus procesos de formación, de las campañas y de la atención integral que brinda a las adolescentes y jóvenes se impulsaran ejes fundamentales que buscan la prevención de la violencia sexual y del embarazo a temprana edad. A la fecha el Programa Ciudad Mujer Joven atiende a más de 25,000 adolescentes y jóvenes de los departamentos de San Salvador, Santa Ana, La Libertad, San Miguel, Usulután y Morazán.

Esta ruta de trabajo, la estrategia plantea promover el empoderamiento de niñas y adolescentes para su pleno desarrollo, a través de un trabajo coordinado entre instituciones de gobierno, actores de la sociedad y población en general.

Con la implementación de esta iniciativa se pretende fortalecer a las familias para que cumplan con su rol de protección y fomentar nuevos patrones culturales que promuevan la igualdad de género.

“Nuestro propósito es garantizar una vida libre de violencia sexual, acceso a la justicia, calidad educativa y la educación integral de la sexualidad”, dijo el gobernante.

Aseguró que a través de iniciativas como estas se está contribuyendo decididamente al cumplimiento de los compromisos adquiridos a través de los instrumentos normativos internacionales y nacionales de derechos humanos.

“Debemos fortalecer las medidas penales contra los autores de violencia sexual y, además, incidir en la conducta social de la población para que en nuestras comunidades se protejan los derechos de las niñas y adolescentes”, agregó.

Esta estrategia nacional es integral, con objetivos claros para garantizar los derechos de las niñas y adolescentes, mejorar sus condiciones de vida y transformar de manera positiva patrones socioculturales en la sociedad salvadoreña.

Para hacer efectivo este plan será imprescindible el trabajo intersectorial, para lo cual se han planificado acciones estratégicas que articulen el trabajo de instituciones públicas y privadas a nivel nacional y local.