Amigas y amigos,

Es para mí un motivo de alegría estar con ustedes y con nuestras amigas y amigos de la Fundación Taiwanesa Simply Help, quienes una vez más nos muestran su solidaridad y amistad al programa Ciudad Mujer.

Para nosotras es muy importante la labor que realiza la fundación liderada por una extraordinaria mujer, la señora Tina Bow, con quien estamos profundamente agradecidas y con su maravilloso equipo, a quienes felicitamos por estar celebrando su vigésimo aniversario de inicio de operaciones y les extendemos nuestros mejores deseos de éxito y prosperidad.

La fundación Simply Help es una organización taiwanesa no gubernamental que ha trabajado en El Salvador desde el año 2001, contribuyendo al desarrollo social, Con énfasis en la población de personas adultas mayores, mujeres, niñez y adolescencia.

En esta labor, El programa Ciudad Mujer se ha visto beneficiado. El año pasado la Fundación nos donó 100 rollos de diferentes tipos de tela, los cuales fueron una contribución valiosa para las mujeres emprendedoras que usan los servicios del Módulo de Autonomía Económica del programa Ciudad Mujer, en particular de las sedes de Ciudad Mujer Colón, San Martín, Santa Ana y San Miguel, a quienes hemos venido acompañando para que con este capital y con la asistencia técnica puedan tener más oportunidades de desarrollo.

Del mismo modo, con los kits para el cuido de bebés recibidos, hemos apoyado a las sedes de Ciudad Mujer Usulután, Morazán, San Martín y Colón, donde las mujeres madres, muchas de ellas adolescentes y jóvenes, recibieron estos insumos para el cuido sus hijos e hijas, quienes por sus escasos recursos no pueden tenerlos por sí mismas, sino por este tipo de contribuciones.

Ahora, me da una inmensa alegría saber que estamos recibiendo la donación de 300 rollos de tela 25 cajas de juguetes, 155 cajas de lámparas LED, 50 cajas de zapatos: un aporte significativo para las mujeres, pero también un reconocimiento a la labor que desde el Programa Ciudad Mujer se efectúa a favor de las mujeres, sobre todo aquellas en mayores condiciones de desventaja, vulnerabilidad y discriminación.

Porque nuestro fin es cambiar esas condiciones de vida y contribuir para que las mujeres logren su autonomía en todos los ámbitos: físico, económico y toma de decisiones.

Trabajamos con mucho empeño para que las mujeres accedan a los servicios del Estado, en un ambiente de confianza, con calidad y calidez, pues para nosotras son sujetas de derechos y como tal, merecen recibir un trato digno En este esfuerzo es sumamente valioso contar con aliadas y aliados que nos apoyen en este camino hacia la igualdad y el Gobierno de China Taiwán como la Fundación Simply Help han sido de los mejores y más importantes.

Amigos y amigas,

Este donativo lo utilizaremos para fortalecer la labor que realizamos desde el Módulo de Autonomía Económica con los esfuerzos para la formación técnica vocacional y el acompañamiento de las mujeres emprendedoras usuarias de Ciudad Mujer.

Además, basadas en un enfoque de género en forma integral, el donativo de juguetes para atención a niñas y niños será de gran ayuda para la labor que se efectúa desde el Módulo de Atención Infantil, donde las hijas e hijos de las usuaria son cuidados siempre buscando garantizar una atención con calidad y calidez. En esta labor  se efectúan jornadas de promoción de derechos para que desde temprana edad puedan irse estimulando y conociendo sus derechos.

Por tal razón, quiero agradecer a la Embajadora de China Taiwán Florencia Miao-hung Hsie por siempre tomarnos en cuenta y por apoyar al programa Ciudad Mujer, de igual manera agradecer de nuevo a la Fundación taiwanesa Simply Help por tan importante donación que beneficiará a muchas familias salvadoreñas.

Amigas, mujeres, compañeras,

Hoy las invito a que nos unamos en este arduo camino hacia la igualdad sustantiva. Sigan visitando Ciudad Mujer, pues este programa lo concebí para ustedes y quiero que siga siendo la mayor apuesta para mejorar las condiciones de vida de las mujeres: de ustedes. A eso nos dedicamos día con día y buscamos siempre la manera de seguir mejorando y por ello, les pido sean nuestras voceras, nuestras embajadoras para que más mujeres puedan seguir recibiendo los servicios que con esmero les brindamos.

Gracias por su confianza en este programa, sepan que aumentaremos nuestros esfuerzos por lograr esa igualdad sustantiva que tanto queremos.

Nuevamente, muchas gracias.