Esta mañana me siento muy contenta de dar  un paso más en un esfuerzo que iniciamos el pasado 20 de mayo, a través del Programa Ciudad Mujer.

En esa fecha lanzamos la campaña “Dona tu Cabello por sonrisas”, con el apoyo de la cadena de salones de belleza Flert,  la ONG Pelucas de Esperanza (Wigs of Hope) y la Fundación TCS, en beneficio de las niñas y adolescentes que de forma tan valiente, están luchando contra el cáncer y que reciben su tratamiento en la Fundación Ayúdame a Vivir y en el Hospital Nacional Benjamín Bloom.

En el marco de esta campaña se estuvieron recibiendo  donaciones de cabello en las diferentes  sucursales de los salones de belleza Flert, así como en las diferentes sedes de Ciudad Mujer.

Fue maravilloso ver que muchas mujeres, niñas y adolescentes se unieron a esta causa donando su cabello, demostrando –una vez más– que somos un pueblo con una gran solidaridad.

Gracias a estas personas, logramos obtener 535 donaciones de cabello, el cual fue entregado en el mes de julio a la organización “Pelucas de Esperanza” (Wigs of Hope), quienes capacitaron a  voluntarias de la sede de Ciudad Mujer Colón en la elaboración de  gorritos para ser entregados  al Hospital Benjamín Bloom y la Fundación Ayúdame a Vivir.

Este día nos complace hacer entrega de estos gorritos que nuestras voluntarias han elaborado con tanto compromiso y empeño dedicando su tiempo a esta hermosa causa.

Nuestras queridas voluntarias, integrantes del Comité de Mujeres Josefinas de San José Villanueva, a quienes hemos capacitado en diversas áreas en la sede de Ciudad Mujer Colón,  tienen ahora la capacidad y habilidad de seguir con este proyecto compartiendo a otras mujeres de las diferentes sedes de Ciudad Mujer que quieran aprender y apoyar a esta causa.

Jonathan y Alice, de la organización Pelucas de Esperanza, nos donaron los materiales e insumos para que las mujeres capacitadas puedan seguir con la labor de  elaboración de gorritos con cabello para niñas y adolescentes con cáncer, por lo cual quiero nuevamente, agradecer este gesto que harán posible muchas sonrisas en nuestras niñas y adolescentes.

El Hospital Benjamín Bloom atiende a niños y niñas con diferentes patologías de cáncer, siendo las más frecuentes las leucemias, los tumores del sistema nervioso central y los linfomas.

Los tratamientos que se brindan en este hospital cuentan con el apoyo de la Fundación Ayúdame a Vivir y del Hospital Saint Jude de Memphis, Tennessee, de Estados Unidos.

Pero hay algo que es igual de importante que el tratamiento médico: el amor, el apoyo y la solidaridad que los pacientes de cáncer necesitan para superar y vencer la enfermedad, así como la fortaleza anímica que puedan desarrollar internamente, para asumir el reto con positivismo.

Esa es la combinación perfecta, unida a una detección temprana.

En el caso de niños, niñas y adolescentes, sabemos que en el Hospital Nacional Benjamín Bloom se cuenta con profesionales de capacidad indiscutible, que ponen todos sus conocimientos y experiencia al servicio de sus pacientes.

Por su parte, los niños, niñas y adolescentes son quienes siempre afrontan el cáncer con mucho más ánimo que las personas adultas. No pierden su alegría, su entusiasmo y las enormes ganas de vivir, de jugar, de conocer y de dar y recibir amor de sus familiares y amigos.

Nos toca, entonces, a la sociedad entera, poner el otro componente: el del apoyo, acompañamiento y solidaridad.

Y eso es lo que estamos haciendo con esta campaña en la cual nos unimos tanto instituciones públicas, como el Hospital Nacional Benjamín Bloom y la Secretaría de Inclusión Social –a través de Ciudad Mujer–; fundaciones como “Pelucas de Esperanza” y “Ayúdame a Vivir”; la empresa privada a través de la cadena de salones “Flert” y la Fundación TCS, con la ciudadanía en general, con el ejemplo de las niñas y mujeres que entregaron sus cabellos y las voluntarias de San José Villanueva que donaron su tiempo y talento haciendo los gorritos que hoy estamos entregando.

Este día, entonces, estamos haciendo entrega de

100 gorritos con cabello  los cuales serán donados a niñas y adolescentes que reciben su tratamiento en este centro hospitalario y en la Fundación Ayúdame a Vivir.

Antes de finalizar, permítanme reiterar nuestro reconocimiento y agradecimiento a todas las instituciones, empresas y personas que se unieron en esta campaña, y animarles a seguir desarrollando más acciones a favor de quienes están luchando contra esta enfermedad.

Muchas gracias.