Por Secretaria de Inclusión Social y Presidenta del ISDEMU, Vanda Pignato:

Tengan muy buenos días todas y todos.

Esta mañana nos reúne un acto especial: la instalación de la tercera Asamblea General del Sistema Nacional para la Igualdad Sustantiva (SNIS), que tiene como fin monitorear y darle seguimiento a los adelantos hacia la igualdad sustantiva, el cual es nuestro compromiso.

Hace seis meses, justo en la víspera de finalizar el quinquenio pasado realizamos la última asamblea correspondiente a dicha administración.

En ese momento identificamos los avances logrados en el Sistema Nacional para la Igualdad Sustantiva, que nos ha permitido reforzar las estrategias implementadas y fortalecer estos mecanismos interinstitucionales que han surgido en razón del marco normativo de los derechos de las mujeres.

Hoy de cara a esta nueva administración, desde donde se ha planteado el compromiso de continuar con los avances y disminuir las dificultades en relación al ejercicio de los derechos de las mujeres, queremos compartir lo que ha significado en este primer semestre del mandato del Presidente Sánchez Cerén.

La presentación, ante  las instancias internacionales competentes, del Octavo y Noveno Informes de País sobre cumplimiento de la CEDAW, así como el Examen Nacional sobre  Aplicación de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing (1995) y los resultados del vigésimo tercer período extraordinario de sesiones de la Asamblea General.

En ellos hemos podido palpar en gran medida los avances en relación a la no discriminación de las mujeres y su reconocimiento a los derechos humanos de éstas.

Podemos afirmar que a partir del 2009, el Gobierno salvadoreño ha desarrollado toda una estrategia de fortalecimiento de la función rectora del mecanismo para el adelanto de la mujer, a través del ISDEMU.

Precisamente, como institución líder en las políticas de las mujeres, el ISDEMU ha podido incidir en la institucionalidad del Estado, brindando lineamientos, asistiendo y monitoreando el compromiso del Estado, relativo a la erradicación de la discriminación contra las mujeres, así como las medidas necesarias para la prevención y atención de la violencia contra las mujeres.

Además desde la Política Nacional de las Mujeres y el Plan Nacional de Igualdad y Equidad para las Mujeres Salvadoreñas se ha integrado desde sus objetivos, estrategias vinculadas a la deconstrucción de los patrones culturales que fomentan la desigualdad y discriminación contra las mujeres, así como la promoción de una imagen no estereotipada de las mujeres en la sociedad.

De manera particular el Plan de Igualdad define dentro de sus objetivos estratégicos, los vinculados a una estrategia nacional de transversalización de principio de igualdad que implica la transformación de la cultura institucional.

En ese mismo sentido, buscando la igualdad sustantiva se ha desarrollado propuestas de cara a diferentes temáticas. Por ejemplo, con la Escuela de Formación para la Igualdad Sustantiva hemos desarrollado procesos de formación y sensibilización a servidoras y servidores públicos sobre el marco normativo para la igualdad y el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia.

Con la entrada en vigencia de las leyes, se han desarrollado acciones de formación hacia el funcionariado de las instituciones, algunas de ellas como: FISDL, Ministerio de Trabajo y Previsión Social, Ministerio de Justicia y Seguridad Pública, Policía Nacional Civil y Academia Nacional de Seguridad Pública.

Otras instituciones del Ejecutivo, entre estas: Ministerio de Agricultura y Ganadería, Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Ministerio de Gobernación y CONAMYPE, han desarrollado procesos de sensibilización y capacitación dirigidos a su personal en materia de la igualdad entre mujeres y hombres, asimismo han incorporado procesos de sensibilización dirigidos a la ciudadanía usuaria de sus servicios.

Otro avance en el logro de los derechos de las mujeres a la búsqueda de una igualdad sustantiva ha sido la aprobación de la Ley Especial Contra la Trata de Personas, en la cual el ISDEMU realizó un arduo trabajo de coordinación e incidencia.

Por otra parte, hemos podido ver como la autonomía económica de las mujeres ha ido mejorando, reduciendo la brecha salarial en 2013 en un 5.8% entre hombres y mujeres.

En salud, para el año 2013, la tasa de mortalidad materna fue de 38% disminuyendo en un 18% en relación a 2009 que reflejó el 56%, porcentaje que sigue la tendencia de los últimos 6 años hacia el decrecimiento.

En Educación, el analfabetismo en las mujeres para el periodo 2008-2012, ha disminuido en un 1.87% para el área rural y 1.11% para el área urbana; la tasa de matrícula de niñas en educación parvularia tuvo un incremento de un 4.5% en 2010 con respecto a 2009.

Para el año 2012 la tasa neta de matrícula en educación media de las mujeres fue mayor, con un 38.4%, con respecto a la tasa neta de matrícula en hombres, 35.5%.

En participación política y ciudadana, de 84 diputaciones contamos con 23 diputadas mujeres para el periodo 2012-2015, 6 diputadas más que en el periodo anterior (2009-2012) que contó con 17 diputadas.

El porcentaje de mujeres en cargos de primer nivel en instituciones autónomas para el período 2012-2015 es de 37.8% en relación al total de cargos, es decir, 17 mujeres, un aumento significativo del 15.4% con respecto al período anterior, que representó una participación porcentual de 22.4%.

En toda y cada una de las actuaciones que hemos desarrollado en este tiempo, hay algo que no quiero dejar de lado: la integración y el trabajo articulado de todas las diferentes instituciones que formamos parte del Sistema Nacional para la Igualdad, que con un compromiso común hemos trabajado durante este tiempo para incidir en la sociedad en general y las instituciones en particular, en aras de lograr el sendero para la igualdad sustantiva.

Reciban mi mayor reconocimiento a todas y todos por el trabajo realizado, por el empeño que siguen poniendo desde cada una de sus instituciones para garantizar, proteger y promover los derechos de todas las mujeres.

Muchas gracias.