Amigas y amigos:

Es un placer recibirles esta mañana en nuestra sede de Ciudad Mujer San Martín, para ser parte de este evento que representa un paso más, en la búsqueda de alternativas de apoyo al empoderamiento económico de las mujeres, a partir de alianzas entre el sector público y la empresa privada.

Como ya sabemos, la autonomía económica de las mujeres representa una herramienta indispensable para lograr la igualdad entre mujeres y hombres. Es por ello que para Ciudad Mujer lograr la autonomía económica de las mujeres se convierte en un eje estratégico de nuestro trabajo.

No podemos lograr una verdadera autonomía económica, si no avanzamos de igual forma en otros aspectos de la vida de las mujeres; la autovaloración, el derecho a tener y tomar opciones, a elegir libremente, el derecho a oportunidades y recursos, y a la capacidad de influenciar las decisiones que se toman en la vida social, económica y política del país, es decir el empoderamiento vital de las mujeres.

La exclusión de las mujeres en diferentes ámbitos de su vida, ha estado ligada a los roles que históricamente han sido asignados a mujeres y a hombres.

Tradicionalmente, a las mujeres se nos dejó sólo para el mundo privado, el mundo del cuido de las familias. Y los hombres tomaron el espacio en lo público, en el trabajo productivo y remunerado, en el mundo de las decisiones políticas, económicas y sociales.

Por ello, las mujeres fueron excluidas del acceso a la tecnología, al crédito, a la formación superior y universitaria, a los trabajos productivos y remunerados, así como a la participación como ciudadanas de la vida política del país.

Pero esa es una realidad que poco a poco, se ha ido cambiando. Por ejemplo, en el año 2013 se estimo que el 64% de las unidades económicas son propiedad de mujeres, quienes emplean a su vez a un 52% por ciento de los trabajadores y trabajadoras. Debo destacar que con Ciudad Mujer estos datos cada vez más se transforman a favor de las mujeres.

Ciudad Mujer, amigas y amigos, es un programa que busca transformar la vida y la realidad de las mujeres en El Salvador, brindando servicios integrales y especializados que contribuyan a mejorar su calidad de vida.

En lo particular, el Modulo de Autonomía Económica, está diseñado para ofrecerles conocimientos, competencias y herramientas para que cuenten con oportunidades de emprender un negocio u buscar un empleo. Nuestro compromiso es  que ustedes dispongan de información oportuna y de la asistencia técnica necesaria para tomar decisiones, para mejorar sus ingresos y lograr la participación en la vida económica.

En la búsqueda de ofrecerles mayores oportunidades para su desarrollo, nos encontramos con un importante aliado, el grupo DEMASAL, a quienes ustedes conocen como MASECA, con quienes hemos venido conversando sobre iniciativas que en conjunto podemos impulsar a favor de las mujeres y en quienes hemos encontrado un verdadero interés en apoyar a las usuarias de Ciudad Mujer.

Debo agradecer al señor Embajador de México, nuestro querido amigo, don Francisco Javier Olavarría, por habernos acompañado, pues la invitación a buscar sinergias para una potencial cooperación con DEMASAL fue por iniciativa de la Embajada de México en nuestro país, quienes allanaron el camino a esta fructífera relación.

La buena noticia es que esta mañana firmaremos un convenio entre la  Secretaría de Inclusión Social y DEMASAL que nos compromete a trabajar juntos y juntas para promover el desarrollo integral, desde una perspectiva empresarial de las mujeres emprendedoras, apoyándolas con capacitaciones, asesorías y asistencia técnica.

De igual forma, nos comprometemos a realizar acciones para el empoderamiento de la mujer como conocedora de sus derechos y fortalecer procesos de emprendimiento empresarial individual y en asocio, por medio de la asesoría sobre buenas prácticas como proveedoras de bienes o servicios.

Adicionalmente, se podrá brindar oportunidades de auto empleo a través del conocimiento de técnicas y productos  elaborados con la harina de maíz, que se traduzcan en iniciativas productivas a quienes se les brinde apoyo en capital semilla. Este capital semilla se entenderá en insumos y equipo de trabajo.

Por otra parte, el convenio incluye el desarrollo y/o apoyo de campañas para los programas que promueven la importancia de la nutrición y salud para la mujer Salvadoreña. Y de manera especial, el apoyo a las campañas de Ciudad Mujer para la prevención del cáncer.

No tengo duda que con este Convenio cosecharemos nuevos y más resultados favorables para las mujeres usuarias de Ciudad Mujer.

Por ustedes trabajamos, a ustedes nos debemos y por ello, deben sentir que Ciudad Mujer es de ustedes, Ciudad Mujer es su casa y Ciudad Mujer somos todas!

Muchas gracias.