Buenos días.

Sean bienvenidos y bienvenidas a la sede de Ciudad Mujer San Martín, en donde implementamos por primera vez el Programa “Ciudad Mujer Joven”, hace ya más de un año, como un esfuerzo orientado a la atención más especializada a adolescentes.

Y es precisamente porque creo que esta fecha la debemos conmemorar muy especialmente con adolescentes y jóvenes, es que estamos aquí, convocándoles a todas ustedes para que reflexionemos juntas, y nos comprometamos juntas, a poner un alto a la violencia de género.

El 25 de noviembre de cada año, los países del mundo celebramos el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer. Y quiero preguntarles si saben por qué Naciones Unidas escogió esa fecha para conmemorar este día?

Bueno, pues se eligió el 25 de noviembre en honor a tres hermanas dominicanas, de nombres Patria, Minerva y María Teresa, todas de apellido Mirabal, quienes fueron cruelmente asesinadas en 1960.

Las hermanas Mirabal eran mujeres valientes, que creían en que la gente debía vivir en condiciones dignas, justas y en paz, y honrar su memoria cada año hace que nos obliguemos a revisar la situación en la cual viven millones de niñas, adolescentes y mujeres en todo el mundo, para que tomemos acciones para mejorar sus condiciones.

En el caso de las niñas, las adolescentes y las jóvenes, sabemos que están mucho más expuestas a muchos tipos de violencia.

Las niñas, aun a muy cortas edades, sufren acoso sexual en calles, buses, parques, incluso dentro de sus colonias o comunidades, y dentro de sus familias también.

Ese acoso sexual toma muchas veces la forma de lo que la gente conoce como “piropos”, pero que la mayor parte de veces son frases vulgares, groseras, que realmente asustan por lo agresivas que resultan.

Pero también la violencia sexual contra niñas y adolescentes toma la forma de tocamientos, besos a la fuerza, hasta llegar a la violación.

Miles de adolescentes y jóvenes también están sufriendo de diferentes formas de violencia por parte de sus novios, ex novios o pretendientes que han rechazado: celos, prohibiciones de hacer lo que les gusta, obligarlas a tener relaciones; chantajes a través de redes sociales, amenazando con exponer conversaciones, fotografías o videos, son agresiones reales que afectan las vidas de las jóvenes.

Si a eso le agregamos que muchas adolescentes resultan embarazadas, enfrentando una maternidad muy temprana a la cual muchas veces no están preparadas ni física, ni emocional ni económicamente, vemos que la situación es muy compleja.

Cientos de niñas y adolescentes se ven forzadas, por una diversidad de causas, a interrumpir sus estudios, lo cual provoca que tengan más dificultades de lograr buenos empleos, con buenos salarios, cuando sean adultas.

Sin embargo, queridas jóvenes, no todo el panorama es negativo. Sí hay un presente y un futuro mejor que podemos y debemos construir, todas juntas, para que todas ustedes, que representan una generación muy grande en El Salvador, puedan disfrutar de mejores condiciones de vida.

Para ello, en Ciudad Mujer ustedes cuentan con aliadas que estamos empeñadas en acompañarles en que puedan encontrar cuáles son sus aspiraciones, sus sueños y sus proyectos, y para que ustedes mismas construyan las rutas que les lleven a lograr sus metas.

Con Ciudad Mujer Joven queremos ampliar las oportunidades de desarrollo de las adolescentes y jóvenes, para que conozcan sus derechos y logren una vida libre de violencia.

Muchas de ustedes que ya están participando de las actividades en Ciudad Mujer Joven han conocido sobre los diferentes tipos de violencia y cómo prevenirla; han recibido diferentes cursos de formación vocacional, como inglés, computación, elaboración de cojines, de llaveros, de piñatas, anillos y pulseras; técnicas agrícolas, teatro, arteterapia, entre otros.

Este día, estamos impulsando un convivio entre alumnas de diferentes centros escolares que se encuentran presentes este día:

  • Jorde Lardé,
  • CESAM,
  • Tierra Virgen,
  • San Andrés,
  • San Martín,
  • Centro Escolar 14 de diciembre 1948,
  • Centro Escolar República de Perú y
  • San José Cortez.

Con este convivio buscamos estrechar lazos de convivencia y fraternidad entre ustedes, porque las mujeres debemos estar unidas, para que entre todas avancemos en construir la paz y la armonía social.

No quiero despedirme sin antes agradecer a las directoras, directores y personal docente por el involucramiento activo en estas actividades, sin la apertura que hemos tenido en estos centros escolares, estas acciones no serían posibles.

También a los gobiernos municipales de Soyapango, Mejicanos, San Rafael Cedros y a la comisión del FMLN en el Concejo Municipal de San Martín que nos han apoyado para hacer posible esta actividad.

Espero que todas disfruten de este convivio que ha sido preparado para ustedes con diferentes actividades, juegos y, sobre todo, con muchísimo cariño.

Un abrazo a cada una.

Gracias.