Por Secretaria de Inclusión Social, Vanda Pignato:

Queridas amigas:

Me siento tan feliz de estar aquí con ustedes, maravillosas mujeres del oriente del país, quienes este día recibirán sus diplomas que acreditan que han finalizado con éxito sus respectivos cursos de formación vocacional.

Son 3,242 mujeres que han realizado sus procesos de formación en las sedes de Ciudad Mujer San Miguel y Morazán, las cuales se suman a las 6,347 mujeres que entre enero y febrero, graduamos de las sedes de Colón, San Martín, Santa Ana y Usulután.

Eso quiere decir que en este primer trimestre del año, casi 10,000 salvadoreñas han obtenido sus diplomas en diferentes cursos vocacionales, pero más importante aún, es que todas ellas han adquirido las herramientas del conocimiento técnico para insertarse en el mercado laboral o para emprender iniciativas productivas propias.

Este es, además, un evento muy especial, ya que tenemos el honor de contar con la participación de nuestro querido Vicepresidente de la República, Oscar Ortíz.

Muchas gracias Vicepresidente por acompañarnos nuevamente en una graduación. Su acompañamiento demuestra el valor y la importancia que este Gobierno da al impulso de la autonomía económica de todas las mujeres.

Es porque como Gobierno tenemos un verdadero compromiso para ir disminuyendo la brecha que históricamente ha existido en el acceso al conocimiento, a la capacitación y tecnificación profesional para las mujeres.

Tenemos la certeza de que esto es fundamental, no sólo en términos del ejercicio del derecho a la igualdad de las mujeres, sino inclusive en términos del fortalecimiento democrático de nuestro país.

Y en verdad, como Gobierno estamos convencidos de que para tener una sociedad y un país más democrático, se necesita que las mujeres tengan más acceso a la educación y a la formación profesional que posibilite su desarrollo integral.

Vean si no, entonces: sólo este día estamos clausurando 184 cursos técnico-vocacionales, de los cuales 108 fueron desarrollados en San Miguel y  76 en Morazán.

Los cursos impartidos fueron en áreas como:

  • Operador de software windows y Microsoft
  • Elaboración de jabones y shampoo
  • Elaboración de hamacas
  • Panadería
  • Cosmetología
  • Corte y confección
  • Elaboración de platos fríos y calientes
  • Arreglos y decoraciones para eventos
  • Bisutería con piedras acrílicas, plumas, conchas y semillas
  • Elaboración de Piñatas
  • Elaboración de Sorbete Artesanal

Entre otros

Con dichos cursos, Ciudad Mujer contribuye para que más mujeres de El Salvador desarrollen habilidades y capacidades y con ello mejoren su calidad de vida, se empoderen y hagan un ejercicio pleno de sus derechos. De eso se trata la autonomía económica de las mujeres.

Es importante mencionar que Ciudad Mujer a través de estos talleres técnicos vocacionales ha llevado sus servicios a 40 Municipios de la zona oriental; 25 Municipios de Morazán, 6 de La Unión y 9 de San Miguel.

Igualmente importante es mencionar, que la mayor parte de estos talleres técnico-vocacionales fueron desarrollados bajo la modalidad itinerante, es decir,  que fueron llevados a los lugares  más próximos de la residencia de las mujeres,  con el objetivo de acercar nuestros servicios a las usuarias principalmente de la zona rural, ya que esta estrategia les permite ahorrar tiempo y costos de transporte para tener acceso a la formación técnica vocacional.

Como resultado de estos cursos formativos algunas de las graduandas ya iniciaron proyectos productivos; mientras que otras están en el proceso de crear su negocio.

Y estos son resultados que nos llenan de mucho orgullo, como Gobierno, como país entero, puesto que ahora El Salvador cuenta con mujeres más formadas, con conocimientos idóneos para desarrollar proyectos empresariales, ya sea de forma individual o asociativa, o bien buscar un empleo remunerado que les permita obtener su autonomía económica.

Y ustedes, amigas que hoy se gradúan, son el ejemplo viviente de las mujeres que buscan por sí mismas, realizar sus sueños y proyectos.

Son un orgullo para sus familias y para su país, puesto que están trabajando para transformar sus vidas con entusiasmo y energías.

Todo eso demuestra que las mujeres salvadoreñas somos capaces y luchadoras. Y las mujeres de Morazán y de San Miguel, son unas verdaderas guerreras.

Son mujeres que construyen sus propias vidas, mujeres que han transformado y siguen transformando la historia de este país.

Por eso, para la graduación de mujeres maravillosas como ustedes tenía que invitar a otra gran mujer, luchadora, inteligente, que con un indiscutible liderazgo está construyendo nuevos caminos para el desarrollo de su pueblo.

Me refiero a la Excelentísima Señora Vicepresidenta de República Dominicana, mi muy querida amiga, doña Margarita Cedeño de Fernández.

Desde la Vicepresidencia, Margarita dirige el Gabinete de Coordinación de la Política Social en República Dominicana, y ejecuta una política social de enorme relevancia en su país: el programa “Progresando con Solidaridad”, que busca acompañar y empoderar a las familias, para promover su desarrollo integral.

Yo he tenido la oportunidad de conocer los centros en donde se ejecutan los diferentes componentes del programa, y debo decir que es admirable todo lo que están logrando en materia de salud integral, educación,  formación humana, por mencionar sólo algunos.

Y como los países, al igual que las mujeres, debemos unirnos para avanzar más rápido en la senda del desarrollo, estamos aprovechando esta ocasión para firmar un convenio entre la Secretaría de Inclusión Social y la Vicepresidencia de República Dominicana, para ejecutar actividades de cooperación, sobre todo a través de la transferencia de conocimiento y de las experiencias exitosas de cada país, a favor de los sectores más necesitados, particularmente de las mujeres, niños y niñas.

Pero incluso antes de la firma de este convenio, ya hemos empezado a realizar actividades provechosas.

Así, justo hoy se gradúan también un total de 40 usuarias de las sedes de Ciudad Mujer San Miguel y Usulután, de dos cursos para la elaboración especializada de productos de coco.

Este curso, llamado “Delicias de Coco” fue impartido por la reconocida Chef internacional de República Dominicana, la señora Belkis Peña, quien compartió sus conocimientos a través de recetas a base de coco, los cuales ustedes podrán degustar esta mañana. Gracias Belkis por compartir tu experiencia.

Por supuesto, esto no habría sido posible sin el total apoyo de la Vicepresidenta de República Dominicana.

Margarita, eres una inspiración para todas las mujeres, sobre todo para aquellas que queremos sociedades más desarrolladas, pero con más justicia e igualdad.

Gracias por estar aquí, acompañando solidariamente a las mujeres salvadoreñas. Y te pido que traslades a todas las dominicanas nuestro abrazo fraterno y nuestra promesa de acompañarlas para que muy pronto, Ciudad Mujer sea una realidad en tu hermosa tierra.

Estamos seguras que Ciudad Mujer es un programa con la capacidad de generar una verdadera revolución desde, por y para las mujeres, pues al conocer y ejercer sus derechos, las mujeres desarrollan su liderazgo.

Esa ha sido nuestra visión desde que, hace ya cuatro años, abrimos nuestra primera sede. Y desde entonces, en Ciudad Mujer hemos tenido el privilegio de atender a más de 720 mil mujeres, a quienes les hemos provisto casi 2 millones de servicios.

Para llevar adelante todo este trabajo en las sedes de Ciudad Mujer, por supuesto hemos necesitado de muchos apoyos y de buenos aliados. Instituciones de gobierno, cooperantes internacionales, países amigos, empresas solidarias.

Justamente por eso quiero aprovechar para hacer un reconocimiento a una empresa que cuenta con un alto sentido de responsabilidad social y que gracias a ello este día podremos hacer entrega de 9 computadoras de escritorio “todo en uno” como un incentivo a las graduandas que más se destacaron por su empeño y perseverancia, obteniendo las mejores calificaciones en sus respectivos cursos.

Por eso agradezco a la empresa CLARO EL SALVADOR, quién a través de su Gerente General el Ingeniero Eric Behner, nuevamente apoya el trabajo de Ciudad Mujer.

Finalmente, amigas graduandas quiero decirles: las felicito por este importante logro, y las animo a seguir trabajando para lograr su pleno desarrollo.

Sigan adelante con paso firme y con la seguridad de que cuentan con Ciudad Mujer para seguir apoyándolas.

Que Dios les bendiga a todas.

Muchas gracias.