Por Secretaria de Inclusión Social, Vanda Pignato:

Estimados Amigos y Amigas:

Quiero darles la bienvenida a esta capacitación para personal de alcaldías en materia de implementación de programas de adultos mayores en el ámbito municipal.

Los Gobiernos Locales son y han sido siempre, grandes actores de nuestra historia.  Son ellos los que conocen el territorio, son los que saben las necesidades y características de su población, y son fuente inagotable de soluciones innovadoras a los problemas que enfrentan.

Son los alcaldes y alcaldesas quienes, junto a sus equipos, enfrentan de primera mano cualquier crisis derivada de desastres, emergencias o de cualquier otra naturaleza.

Un alcalde y alcaldesa comprometida con su función, es la persona que busca la mejora de la calidad de vida de su población.  Este espíritu es el que debe movernos en el curso que inauguramos este día.

Como ustedes ya saben, desde el gobierno anterior se comenzó a trabajar territorialmente el tema de las personas adultas mayores.

Muchos de ustedes estuvieron involucrados en los esfuerzos para instituir la pensión básica universal y participaron activamente tanto en los procesos de selección de participantes, como en los procesos de entrega.

Otros tantos de ustedes gestionaron para sus mayores otros aportes, como canastas básicas, jornadas de salud y espacios recreativos.

A partir del dos mil once, se buscaron otros espacios de interacción, unos mejor estructurados que otros, para intentar fortalecer nuevas intervenciones que ofrecieran mejorar otros aspectos de la vida de los y las mayores, más allá de sus ingresos económicos.

Fue así que se trabajó con la remodelación y oferta de servicios las Casas de la Cultura; se incorporaron a personas mayores a los Círculos de Alfabetización; se hicieron visitas domiciliares de los Equipos Comunitarios de Salud; o se capacitaron a cuidadores familiares, por mencionar algunos esfuerzos.

En este acercamiento territorial se obtuvieron resultados diversos. Varios de ellos rindieron frutos, y otros no tuvieron el alcance esperado.  Sin embargo, en todos los casos hubo un elemento que resultó esencial para el éxito alcanzado: en aquellas intervenciones más exitosas hubo mejor acompañamiento y trabajo conjunto con los gobiernos locales.

Es por ello que se debe concluir que el empoderamiento y apropiación del gobierno local resulta ser clave para el éxito de cualquier programa social.

Al haber una promotora o asesor municipal, una alcaldesa o un concejal detrás de determinados proyectos, se fortalece la posibilidad de lograr mayor impacto.

El trabajo con las personas mayores, como ustedes analizarán en este taller, no resulta exitoso solamente por la voluntad política del gobierno central.

Un presidente puede tener la visión de implementar programas para mayores, pero si esto no se acompaña con una respuesta territorial, su resultado resulta parcializado.  Por otra parte, si un gobierno local desea implementar programas para mayores sin otros apoyos o coordinaciones, el esfuerzo puede verse truncado desde su raíz.

Por mandato de la Ley de Atención Integral a los Adultos Mayores, COMURES forma parte del Consejo especializado en el tema.  Esta incorporación legal no es casualidad, pues los legisladores pensaron acertadamente que cualquier política dirigida a este grupo necesariamente tiene un impacto territorial.

Es por eso que este día no solo debe servirnos para capacitarnos sobre qué se puede hacer respecto a las personas mayores en el territorio.  Este día les hago una INVITACIÓN PARA TRABAJAR CONJUNTAMENTE en programas que podamos apoyar desde nuestras competencias y facultades, de manera coordinada y sistemática.

Quiero agradecer en primer lugar al Instituto de Mayores y Servicios Sociales de España y a la Red Iberoamericana Intergubernamental de Cooperación Técnica, quien ha posibilitado la presencia de José María Alonso y Sabina Camacho para dar este taller.

Es mi deseo que de aquí salgan nuevas ideas y compromisos para trabajar de la mano por un sector que está deseoso de participar en los proyectos que implementemos para ellos.

También quiero agradecer a todo el equipo de la Secretaría de Inclusión Social, en particular a la Dirección de la Persona Adulta Mayor, por el esfuerzo realizado para que este taller fuera una realidad.

Quiero además agradecer a los gobiernos municipales que han respondido a este llamado.  Su presencia aquí no es solamente una muestra de su deseo de fortalecer los diferentes programas que de seguro han implementado en su territorio.  Su presencia es una muestra de que es posible avanzar en un país mejor para sus habitantes.

Finalmente, y como lo he hecho en muchas ocasiones, quiero agradecer a las miles y miles de personas adultas mayores de este país, quienes son fuente de sabiduría e inspiración para tratar de construir un país mejor y más justo, donde los derechos sean verdaderamente para todos y todas.

Muchas gracias.