• Este histórico acuerdo firmado el 16 de enero de 1992 marcó el proceso democrático que ha vivido El Salvador, el cual ha permitido importantes avances en áreas sociales, económicas, políticas y culturales.

San Salvador, Martes 16 de enero de 2018. El Presidente Salvador Sánchez Cerén conmemoró hoy junto al pueblo salvadoreño el vigésimo sexto aniversario de la firma de los Acuerdos de Paz, que permitió poner fin, mediante el diálogo y la negociación, a la guerra civil que vivió el país e iniciar el proceso de construcción democrática y el desarrollo de una nueva institucionalidad. En la actividad participó la Secretaria de Inclusión Social, Vanda Pignato, junto a demás funcionarios y funcionarias del Gabinete de Gobierno.

En su mensaje, el jefe de Estado y firmante de los Acuerdos de Paz,  aseguró que el mismo espíritu que  impulsó hace más de un cuarto de siglo este acuerdo histórico, es el que guía la gestión de su gobierno, el que desde el inicio de su mandato puso al diálogo con soluciones, como centro y motor de las políticas y acciones.

“Trabajamos con la participación de todos los sectores sociales, en especial los antes excluidos, entre ellos las mujeres y los jóvenes, quienes hoy están dignamente representados impulsando las transformaciones sociales con su energía y entusiasmo”, dijo el gobernante.

Para el mandatario el lema de este 26 aniversario “Reafirmo la Paz”, constituye una  invitación a “todos los sectores y generaciones de salvadoreños y salvadoreñas, dentro y fuera de las fronteras patrias, a mantener el compromiso con el proceso democrático, la justicia y el bienestar del país”.

“El camino recorrido en estos 26 años de logros y desafíos no ha sido fácil, pero siempre hemos salido adelante guiados por el azul y blanco de nuestra patria. Estas valiosas experiencias deben aplicarse en los retos que aún tenemos para la erradicación de la pobreza, la desigualdad y la generación de más oportunidades”, manifestó.

Aseguró que el proceso democrático que ha vivido El Salvador desde la firma de los Acuerdos de Paz en 1992, ha permitido importantes avances en ámbitos como educación, cultura, salud, seguridad, pensiones, transparencia, revitalización de la caficultura y protección del medio ambiente.

En este sentido, el país ahora cuenta con un Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia, cuyo trabajo, a través del Plan El Salvador Seguro, ha contribuido a elevar la tranquilidad en las comunidades, y reducido en un 27 por ciento los homicidios y en 37 por ciento las extorsiones.

“El Consejo de Seguridad Ciudadana ha ayudado a potenciar el esfuerzo territorial y comunitario enfocado en la prevención de la violencia y la creación de oportunidades, como parte de un tratamiento integral de este fenómeno”, dijo.

Asimismo, resaltó como otro logro de la política de diálogo la firma del  Pacto del Café, donde representantes del sector, los partidos políticos y el Gobierno, lograron un consenso para reactivar la producción, facilitar la reestructuración de la deuda de los productores, el fomento de la investigación y la transferencia de tecnología.

De igual forma destacó el histórico acuerdo de la Reforma al Sistema de Pensiones, suscrito el pasado año, el cual garantiza el ahorro y mejora la rentabilidad para las y los pensionados.

“El Presupuesto General de la Nación 2018 y su financiamiento fueron aprobados recientemente por la Asamblea Legislativa, demostrando una vez más que podemos lograr entendimientos cuando ponemos como prioridad el desarrollo de El Salvador y el bienestar de la población”, manifestó.

En su mensaje, el estadista destacó también el aporte de los “países amigos”, en el desarrollo de la institucionalidad democrática de El Salvador.

“Ellos trabajaron junto a nosotros para la firma de los Acuerdos de Paz y en todos los retos posteriores para la consolidación de las instituciones que se crearon para el fortalecimiento de nuestra democracia”, acotó.

Como se han alcanzado estos acuerdos recientes, el Presidente hizo un llamado para iniciar nuevos procesos de diálogo que contribuyan a solventar los retos que enfrenta actualmente el país, como es el caso del apoyo que necesitan los salvadoreños en Estados Unidos, amparados al Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés), quienes cuentan con un año y medio más de prórroga para residir en ese país.

El jefe de Estado dijo que esta situación requiere “un esfuerzo de unidad nacional, tanto para lograr una legislación que les brinde la posibilidad de la residencia en aquel país, como para recibir a quienes decidan regresar”.

El resarcimiento de daños a las víctimas del conflicto armado es otro de los compromisos del Gobierno del Presidente Sánchez Cerén; así, expresó su apoyo a la Ley de Reparación Integral a Víctimas del Conflicto Armado Interno que se discute en la Asamblea Legislativa, y la pronta conformación de la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas Adultas desaparecidas en el contexto del conflicto.

La administración del Presidente Sánchez Cerén ha continuado con las acciones de reparación moral y material a las víctimas, entre ellas las obras entregadas en diciembre del año pasado para beneficio de pobladores sobrevivientes de la masacre de El Mozote, quienes ahora cuentan con una mejor carretera y Unidad Comunitaria de Salud Familiar Básica.

En ese orden, agregó que se logró incluir en el Presupuesto General de la Nación 2018, un fondo para dar cobertura a la pensiones, programas y prestaciones sociales destinadas a lo veteranos y lisiados de guerra.