San Salvador. Jueves, 28 de enero de 2016. La Subsecretaria de Inclusión Social, Guadalupe Hernández de Espinoza, en representación del Consejo Nacional de Atención Integral a los Programas de los Adultos Mayores (CONAIPAM), entregó este día la propuesta de Política Nacional de la Persona Adulta Mayor al Presidente de la República, Profesor Salvador Sánchez Cerén.

El documento es producto de un amplio proceso de consulta nacional desarrollado por el CONAIPAM durante el año 2015 con diferentes sectores del país: instituciones de gobierno y del Estado, organismos y asociaciones de adultos mayores, residencias y centros de atención de personas mayores, familiares de personas de edad y personas adultas mayores, en general. En total se llevaron a cabo 77 talleres de consulta donde participaron más de dos mil personas.

El objetivo principal de dicha Política es que sea el Estado el que promueva la protección y el ejercicio pleno de los derechos de la persona mayor, así como su respeto y participación activa en la familia y comunidad, a través del acceso a servicios sociales y la mejora en la calidad de vida.

“Las instituciones del Estado debemos promover la protección y el ejercicio pleno de las personas mayores en la participación activa en todos los aspectos de la vida y del Estado”, enfatizó la Subsecretaria de Inclusión Social.

De acuerdo al VI Censo de Población y V de Vivienda realizado por el Gobierno salvadoreño en 2007,  las personas adultas mayores representan el 11%  (650 mil personas) de la población total del país, y se prevé que en 15 años constituyan el 20%, por ello se vuelve urgente y necesario comenzar a tomar medidas desde ya.

De la consulta nacional para la construcción de la propuesta de Política se ha determinado que este instrumento debe desarrollar en sus planes sectoriales los siguientes ejes: empoderamiento, participación y ejercicio de derechos, protección y acceso a la justicia; salud, nutrición y cuidados; educación, cultura, recreación, servicios sociales y trabajo de municipios, seguridad económica, vivienda y ciudades amigables, grupos especiales.

Ahora la propuesta de Política Nacional de la Persona Adulta Mayor está en manos del Presidente de la República, quien hará la revisión respectiva para su posterior aprobación. A continuación el CONAIPAM, bajo la coordinación de la Secretaría de Inclusión Social (SIS), trabajará en la elaboración de los planes sectoriales con cada una de las instituciones y organizaciones que tienen responsabilidad en el cumplimiento de las acciones y actividades planteadas en esta Política.

Desde el año 2009 la SIS ha desarrollado diferentes proyectos, programas y campañas dirigidos a la población mayor del país, entre los que se destacan el Programa “Nuestros Mayores Derechos”, las cuatro ediciones del Diplomado en Gerontología Social; los programas de capacitación para personas cuidadoras de adultos mayores y la campaña “Seamos parte del buen trato con nuestras personas adultas mayores”, que busca sensibilizar y capacitar a los funcionarios y funcionarias de la administración pública, y a la sociedad en general para que brinden un trato digno y respetuoso a las personas de edad, entre otros.

Dentro de las principales proyecciones de trabajo para el 2016, la SIS desarrollará el proyecto: “Fortalecimiento institucional para el mejoramiento de los servicios y promoción de los derechos de grupos poblacionales prioritarios”, con fondos de la República de China (Taiwán). Con este proyecto se pretende capacitar a personal de las diferentes instancias del Gobierno en el área de atención geriátrica. Entre las instituciones que formarán parte de este proceso de formación se encuentran el Ministerio de Salud (MINSAL), el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada (IPSFA), Bienestar Magisterial y los centros de atención de personas mayores que brindan servicios de salud.

Asimismo, en los próximos días se presentará a la Asamblea Legislativa la propuesta de una nueva Ley de las Personas Adultas Mayores, que permita derogar la actual y contar con una nueva legislación que responda a los enfoques de género y derechos humanos. Actualmente también se trabaja en la formulación de una campaña para reforzar la divulgación de la Ley Transitoria para Facilitar el Asentamiento de Partidas de Nacimiento de Personas Adultas Mayores, legislación que se aprobó en el 2015 y que tendrá vigencia hasta diciembre de 2016. Gracias a esta Ley, las personas mayores que carecen de partida de nacimiento, podrán realizar el trámite gratuitamente y de manera más ágil en todas las alcaldías municipales de las cabeceras departamentales.