San Salvador, martes 26 de junio de 2018. Por medio de un Pronunciamiento Oficial de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), con motivo de la conmemoración del Día Nacional a favor de la eliminación del abuso, maltrato, discriminación y negligencia contra las Personas Mayores, la titular de dicha instancia, Licenciada Raquel Caballero de Guevara, hizo un reconocimiento al Órgano Ejecutivo por la construcción de la Política Pública de la Persona Mayor.

Dicha Política, vigente desde finales del año 2017, fue elaborada por el Consejo Nacional de Atención Integral a los Programas de los Adultos Mayores (CONAIPAM), cuya coordinación está a cargo de la Secretaría de Inclusión Social (SIS), luego de un amplio proceso de consulta y validación que se llevó a cabo a través de jornadas con asociaciones de personas mayores, grupos de sociedad civil e instancias del Estado que trabajan por los derechos de esta población.

En el pronunciamiento la PDDH señala que los principales peligros para las personas adultas mayores se encuentran al interior de sus mismas familias que son las primeras llamadas a cuidarlas, acompañarlas y respetarlas; así continúan dándose casos de familiares que llevan a sus personas de edad a las salas de emergencia de centros de salud, donde las abandonan; luego pasan bajo la tutela del Estado el cual les busca un lugar para vivir en los centros de atención de personas adultas mayores, conocidos como hogares o residencias sustitutas. Son principalmente susceptibles de este tipo de abandono aquellas personas mayores que además tienen algún tipo de discapacidad.

La PDDH también hace un llamado a la Asamblea Legislativa para que apruebe lo más pronto posible la Ley de Atención Integral a la Persona Mayor; a los alcaldes y alcaldesas a implementar políticas municipales que garanticen la seguridad e integridad de esta población y la Procuraduría General de la República a que judicialice de ser necesario, los casos de maltrato y violaciones a los derechos humanos de las personas mayores.

En días recientes, la Secretaría de Inclusión Social (SIS), se sumó a las instituciones y activistas para reflexionar sobre la necesidad de cambiar actitudes y comportamientos que procuren una mejor calidad de vida a las personas de edad, en el marco del primer año de conmemoración del Día nacional a favor de la eliminación del abuso, maltrato, discriminación y negligencia contra las personas mayores y Día mundial de toma de conciencia del abuso y maltrato en la vejez.

En este sentido, y según la Declaración de Toronto para la prevención global del maltrato de las personas mayores (2002), se entenderá por maltrato “la acción única o repetida, o la falta de la respuesta apropiada, que ocurre dentro de cualquier relación donde exista una expectativa de confianza  la cual produzca daño o angustia a una persona anciana”. Los diferentes tipos de violencia son: física, financiera, sexual, sicológica/emocional o simplemente reflejar un acto de negligencia intencional o por omisión.