San Salvador. Viernes, 27 de enero de 2017. La Secretaria de Inclusión Social, Vanda Pignato y la Directora de Persona Adulta Mayor de la Secretaría de Inclusión Social (SIS), Jennifer Soundy, participaron este día en la entrevista Punto de Vista de Radio YSKL, donde informaron sobre el trabajo que realiza la institución para promover y garantizar los derechos de las personas adultas mayores.

Ambas funcionarias enfatizaron que toda la población debe tomar conciencia sobre el valor y respeto que tienen todas las personas, independientemente de su edad. En relación a las personas adultas mayores, subrayaron que es el Estado el principal garante de sus derechos, y las familias el núcleo principal que les brinde cuidado, compañía y afecto.

La Secretaria Pignato, precisó que urge que en el país haya servicios y atención especializada para las personas de edad, por ello la SIS junto a las instituciones que componen el Consejo Nacional de Atención Integral de los Programas de Adultos Mayores (CONAIPAM) y organizaciones de la sociedad civil, crearon el proyecto de Ley de la Persona Adulta Mayor que está en manos de la Asamblea Legislativa desde el año pasado, y la Política Nacional de la Persona Adulta Mayor, entregada al Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, también en 2016.

Contar con todo este marco legal facilitará el proceso para que cada una de las instancias que componen el Estado hagan los cambios y ajustes necesarios para brindar los servicios y la atención que permitan a las personas mayores ejercer sus derechos, algo que durante años no fue posible porque siempre se les considero una población sujeta de caridad y asistencia, y no personas con derechos como todas. Por ello, tanto la Secretaria Pignato como la Directora Soundy, reiteraron la petición para que la Asamblea Legislativa agilice la discusión del proyecto de Ley de la Persona Adulta Mayor para su posterior aprobación.

Afortunadamente esos tiempos han cambiado, desde 2009 la SIS realiza proyectos e incidencia para que en otras dependencias gubernamentales se tome conciencia sobre la necesidad de que adecúen su trabajo para atender a las personas mayores de 60 años; así se tienen logros como las 20 mil personas de edad alfabetizadas en los años recientes, la incorporación de todo un apartado de supervisión de la salud de esta población en el accionar de los Equipos Comunitarios de Salud Familiar Especializados (ECOS), creados por el Ministerio de Salud (MINSAL) desde la administración anterior, y la entrega de la Pensión Básica Universal a miles de adultos y adultas mayores.

Durante todos estos años, la labor de la SIS también se ha extendido a los hogares, residencias sustitutas o centros de atención de las personas adultas mayores para mejorar sus condiciones, esto a través de la capacitación a personal sobre el cuido y derechos de las personas adultas mayores, provisión de insumos, equipamiento e inversión en infraestructura.

El trabajo es mucho y aunque ya hay algunos avances, queda mucho por hacer para que el país esté debidamente preparado para hacer frente a un futuro en el que el porcentaje de las personas adultas mayor supere al de otros segmentos de la población.