San Salvador. Lunes, 27 de marzo de 2017. La Secretaria de Inclusión Social y Presidenta del Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer (ISDEMU), Vanda Pignato, expresó esta tarde su indignación ante la resolución absolutoria que fuera dictada por el Tribunal de Sentencia de Santa Tecla, en contra de Harold I. Leyton, a quien se le estaba procesando por el delito de expresiones de violencia contra las mujeres, contenido en la Ley Especial Integral para una Vida Libre de Violencia para Las Mujeres  (LEIV).

“Es el primer caso que se ventilaba en los tribunales de nuestro país en donde se estaba procesando a un empresario que a través de vallas publicitarias colocadas en diversos puntos del gran San Salvador, utilizó la imagen de la mujer para denigrarla y ofenderla, lo que está catalogado como delito de expresiones de violencia contra las mujeres. Lamento muchísimo que el juez lo declarara inocente, es una muestra más de la impunidad que emanan las sentencias del órgano judicial y de la falta de sensibilización y capacitación en las leyes que protegen los derechos de las mujeres”, enfatizó la funcionaria, quien también agradeció el trabajo realizado por la Fiscalía General de la República (FGR).

El procesado era un empresario al que se le imputaba el delito de Expresiones de Violencia Contra las Mujeres -delito definido y sancionado en el artículo 55 literal a) de la LEIV- por la campaña publicitaria denominada “Estoy disponible”, en la cual anunciaba la disponibilidad de vallas publicitarias que contenían imágenes de mujeres semidesnudas  con el texto “Estoy disponible” en gran tamaño, lo cual constituía un mensaje ofensivo y denigrante en contra de las mujeres.

La fiscal del caso explicó que el imputado fue absuelto porque el juez consideró que lo expuesto en las vallas no contenía elementos de odio o menosprecio hacia las mujeres. Tanto la Secretaria Pignato como la fiscal señalaron que apelarán el fallo después que se efectúe su lectura el próximo 18 de abril, por considerar que sí se trata de un caso de violencia simbólica.

En la audiencia de este día -en la que también participó la directora Ejecutiva del ISDEMU, Yanira Argueta- la institución desempeñó el papel de observador, sin ningún rol procesal, pero como ente rector garante de la aplicación y cumplimiento de la normativa referente a la protección integral de los derechos de las mujeres. El proceso penal inició mediante aviso del ISDEMU, en mayo del año 2016, en el que se ponía bajo el conocimiento de la FGR la existencia de la campaña publicitaria antes mencionada.