San Salvador. Martes, 12 de abril de 2016. La Presidenta del Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer (ISDEMU) y Secretaria de Inclusión Social, Vanda Pignato, participó esta mañana en el panel “Relevancia de la Resolución 1325 en el contexto del Triángulo Norte”, realizado en el marco del Lanzamiento regional de Informe Mundial: “Prevenir los conflictos, transformar la justicia, garantizar la paz”, organizado por la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres (ONU Mujeres), en coordinación con los Gobiernos de El Salvador y Suecia.

El Informe trata de un estudio mundial sobre la aplicación de la Resolución 1325 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que pone en relevancia la participación de las mujeres en la prevención, gestión y solución de conflictos. La Resolución también reconoce que las mujeres y las niñas viven los conflictos de manera diferenciada que los hombres, al ser victimizadas de formas particulares en razón de su género.

En el año 2000 el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas elaboró la resolución 1325 donde destaca la participación de las mujeres, como garantes de la igualdad, en la prevención y solución de conflictos, la consolidación y el mantenimiento de la paz y la seguridad de los países. El estudio mundial fortalece y reconoce el poder de la intervención de las mujeres en la construcción de la paz, asimismo, demuestra que la inclusión de las mujeres mejora la eficacia en la asistencia humanitaria, fortalece los esfuerzos en la consolidación de la paz y la recuperación económica de los países.

En relación a la realidad salvadoreña y centroamericana, la Secretaria Pignato señaló que son las mujeres las principales víctimas de ésta, pero esto es invisible porque las mujeres son capaces de hacer lo que sea para proteger a sus familias.

Ante una situación como esa, la Secretaria Pignato, señaló la importancia de que la cooperación internacional y los gobiernos mantengan el compromiso para fortalecer el trabajo a favor de la igualdad, y orienten los recursos suficientes para ello, algo en lo que también coincidieron la Directora Regional de ONU Mujeres para las Américas y el Caribe, Luiza Carvalho y el Director de Cooperación Internacional de Canadá en Colombia, Tarik Khan, también participantes del evento.

Igualmente, la funcionaria salvadoreña recalcó el gran aporte que dan a la construcción de la paz y el desarrollo de los países programas como Ciudad Mujer, especialmente en un contexto como el del Triángulo Norte (Honduras, Guatemala y El Salvador) donde las mujeres son víctimas de todo tipo de violencia. Agregó que para terminar con todo eso “solo necesitamos apoyo, que nos vean con dignidad y respeto”, pues hay “semillas de esperanza” en el mismo istmo.

La Secretaria Pignato, también hizo hincapié en la necesidad de trabajar junto a las mujeres en los territorios, tal y como lo hace Ciudad Mujer; empoderarlas en el conocimiento y ejercicio de sus derechos para prevenir la violencia; así como eliminar la discriminación y las desigualdades de género que están a la base de la generación de conflictos.

Asimismo, reiteró la urgencia de que los mecanismos de administración de justicia, aborden no sólo las violaciones, sino también las desigualdades subyacentes que hacen vulnerables a las mujeres y las niñas.