San Salvador. Martes, 1 de diciembre de 2015. La  Secretaria de Inclusión Social, Vanda Pignato, participó esta mañana en el Foro “Por una niñez tiernamente protegida”, organizado por Visión Mundial, con el propósito de establecer una mejor coordinación con las instancias del Estado, para garantizar la protección de los derechos de los niños y las niñas.

En la actividad participaron más de 350 personas integrantes de comunidades cristianas de diferentes denominaciones religiosas que realizan -de forma permanente- acciones y proyectos para: protección de la niñez, educación en valores, resolución de conflictos; atención a emergencias; programas preventivos dirigidos a la niñez y la adolescencia; impulso de escuelas de familias, foros y encuentros con mujeres; festivales familiares de paz, crianza con ternura, entre otras temáticas.

La Secretaria Pignato hizo un llamado a los participantes del Foro para que las iglesias se unan a esta lucha contra la violencia hacia las niñas y las mujeres, ya que realizan un trabajo social muy importante, y a través de él se puede difundir el mensaje de respeto entre hombres y mujeres para tener una sociedad sin violencia y más equitativa.

La funcionaria apuntó que, a pesar que la violencia afecta a niños y niñas en todo el mundo, son las adolescentes y las niñas las más afectadas por violencia de género y discriminación; algo que puede verse incluso en el mismo seno familiar cuando las niñas reciben agresiones o maltratos físicos por la imposición de patrones muy patriarcales y estereotipados. Por citar ejemplos de esto señaló cómo se les maltrata o golpea para castigarlas si se niegan a hacer tareas; si prefieren pantalón y no una falda o vestido, incluso si quieren practicar deportes que tradicionalmente han sido considerados masculinos.

La funcionaria también señaló que la violencia sexual es otro tipo de agresión que afecta más a las niñas y adolescentes, quienes tienen que enfrentarse a diario al acoso y las agresiones sexuales, tanto en ámbitos privados (por parte de familiares o amigos) como públicos (centros de estudio, calles, iglesias y parques); situación que las priva de ejercer plenamente sus derechos al juego, el deporte y el sano esparcimiento.

“Como hemos señalado en el más reciente ‘Informe sobre el Estado y Situación de la Violencia contra las Mujeres 2015’, del Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer (ISDEMU), los datos estadísticos revelan que de los 9,290 reconocimientos forenses practicados por Medicina Legal desde la entrada en vigencia de la Ley Especial Integral para una Vida Libre de Violencia,  hasta marzo de 2015, la mayor concentración de los casos de agresiones y violaciones sexuales fueron cometidos contra niñas y adolescentes entre 0 y 19 años”, precisó.

También recordó que Ciudad Mujer está a disposición de niñas, adolescentes y mujeres víctimas de cualquier tipo de violencia; ya que en sus sedes encontrarán atención sicológica y jurídica para hacer frente a tan dura situación.