Morazán. Jueves, 27 de abril de 2017. La Secretaria de Inclusión Social, Vanda Pignato, realizó este día una visita de verificación y evaluación de los lugares donde serán construidos dos centros de atención para personas adultas mayores, en el departamento de Morazán, por parte del Gobierno de El Salvador, en atención al cumplimiento de la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el caso de la masacre de El Mozote, en el oriente del país.

“Desde el 2009 estamos desde la Secretaría de Inclusión Social desarrollando proyectos y programas para dignificar a las personas adultas mayores, quienes por años habían sido olvidados por los gobiernos de turno. Desde el Programa Nuestros Mayores Derechos hemos impulsado programas como la Pensión Básica Universal; presentamos la Política y la Ley para la persona adulta mayor; realizamos procesos de formación en derechos, atención en la salud, proyectos recreativos y deportivos, por mencionar algunas de las acciones”, destacó la Secretaria Pignato.

Por su parte la Señora María Dorila de Márquez expresó su satisfacción y la de su comunidad por la construcción de los dos centros de atención de las personas adultas mayores, algunas víctimas de la masacre, porque tendrán a su disposición importantes beneficios y servicios que por años les habían sido negados.

“Yo me siento muy feliz con el apoyo que nos está brindando nuestro gobierno a través de la Secretaría de Inclusión Social, porque al fin algunas de las víctimas veremos realizado el sueño por lo que todos hemos luchado”, expresó María Dorila de Márquez, quien es la Representante de las víctimas de la masacre de El Mozote.

Se estima que son alrededor de 1,400 las víctimas de dicha masacre, de las cuales 380 son personas adultas mayores, quienes carecen de servicios básicos de salud tanto física como mental; así como de cuidados y atenciones en sus viviendas por parte de miembros de sus familias, quienes no están presentes por razones de la guerra o migración; lo que los coloca en una situación de vulnerabilidad, desprotección y con altas responsabilidades familiares, que no les permite llevar una vida normal acorde a su edad.

Ante esta situación y como parte de los avances, el Gobierno de El Salvador ya aprobó los fondos para la construcción de estos centros, y se encuentra en el proceso de contratación para la consultoría del modelo de atención que se brindará a las víctimas adultas mayores.

Por su parte, la Secretaría de Inclusión Social, a través de la Dirección de la Persona Adulta Mayor, en el mes de mayo del año en curso, realizará talleres de consulta sobre el modelo de atención a implementar.

La Secretaria Pignato posteriormente a la visita de verificación sostuvo un encuentro con las personas adultas mayores víctimas de graves violaciones a los Derechos Humanos, durante el pasado conflicto armado, de las comunidades de San Luis, Meanguera, El Barrial, Cerro Pando, La Joya, El Mozote y el Pinalito, todas en el departamento de Morazán.