El cuidado de las personas adultas mayores es una tarea que requiere de mucha dedicación y es poco reconocida. Para mejorar esa atención con los conocimientos y las habilidades pertinentes, la Dirección de Persona Adulta Mayor de la Secretaría de Inclusión Social (SIS), llevó a cabo en meses recientes jornadas de capacitación para familiares que realizan actividades de cuidado a personas adultas mayores.

Esta es una labor desempeñada principalmente por mujeres por los patrones de machismo que persisten; no obstante también algunos hombres la llevan a cabo. Daysi González, fue una de las 143 personas capacitadas por la SIS y es también una adulta mayor que cuida a su madre (mayor de 90 años) desde hace mucho tiempo. Es la única integrante de su familia que realiza este trabajo, el mismo que hizo con su padre hasta que él falleció el año pasado.

Daysi mostró interés por capacitarse desde que supo de las jornadas a través del grupo de personas adultas mayores al que asiste con regularidad en la ciudad de Santa Tecla. “Nunca había escuchado de una capacitación como esa, por eso quise ir desde el principio para aprender más, y me alegro de haber ido porque nos enseñaron cómo atender a una persona adulta mayor, especialmente cuando está incapacitada; cómo apoyarles para realizar su higiene personal, su alimentación y la toma de medicamentos”, recuerda.

“Sobre la higiene nos enseñaron a tener cuidados como la colocación de alfombras, sillas para que se apoyen en el baño, y en cuanto a la alimentación y medicamentos, estar siempre muy pendientes de que sean a las horas indicadas y en la medida correcta, sobre todo si se trata de personas que ya tienen alguna enfermedad”.

La Directora de Persona Adulta Mayor de la SIS, Jennifer Soundy, explica que esta capacitación fue posible gracias al financiamiento de la República de China (Taiwán), y fue impartida por funcionarias de la SIS, la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), el Instituto Nacional de Pensiones de los Empleados Públicos (INPEP) y enfermeras invitadas.

La nueva Política Pública de la Persona Adulta Mayor, presentada en octubre de 2017 por el Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, y la Convención para la Protección de los Derechos de las Personas Mayores de la Organización de Estados Americanos (OEA), deja en claro la responsabilidad del Estado de brindar a las familias los apoyos necesarios para llevar a cabo las labores de cuido de las personas de edad y proveerles así una vida digna. Falta mucho trabajo por hacer para llegar a eso, pero por lo mismo, la SIS llevó a cabo una capacitación como esta.

La Directora Soundy explica que los contenidos desarrollados durante las jornadas fueron: cuidados básicos de la persona adulta mayor, autocuido del cuidador y la cuidadora, prevención del “cuidador quemado” y cuidados en situación de crisis.

Daysi manifiesta que la sicóloga que les impartió la capacitación, les recalcó la necesidad de que hagan tiempo para su propio esparcimiento. “Nos dijo que debíamos ser muy pacientes para cuidar a nuestras personas mayores, pero también que no nos sobrecarguemos, que salgamos con otras personas y hagamos cosas que nos interesen porque si no podemos enfermarnos”.

Esa sobrecarga a la que Daysi hace referencia es la que puede llevar a un estado de agotamiento físico, mental y emocional a la persona cuidadora, y es conocida como el síndrome del “cuidador quemado”, por ello es importante que lo conozcan y practiquen el autocuido. Al respecto, la Directora Soundy, señala que dicho síndrome genera ansiedad, estrés, sentimientos de culpa, depresión y frustración; por tanto, en la medida de lo posible, el cuidado de las personas adultas mayores no debe ser responsabilidad de una sola persona, si no que debe ser compartida al interior de cada familia.

Por lo demandante que es la labor de cuidador o cuidadora familiar, las personas capacitadas encontraron en estas jornadas un espacio de desahogo e intercambio de experiencias. Igualmente agradecieron a la SIS, realizar un trabajo como este porque es un reconocimiento al rol que desempeñan.

Idalia, la madre de Daysi, expresó su agradecimiento por esta capacitación, ya que concientizan mucho sobre la importancia de tratar y cuidar de forma adecuada a las personas adultas mayores. “Yo incluso veo que ahora el trato hacia nosotros ha mejorado mucho en diferentes partes y eso nos hace felices”, dice la señora, al momento de reconocer el trabajo de la SIS y otras instancias interesadas en concientizar a la sociedad sobre el buen trato a las personas de edad.