San Salvador. Miércoles, 15 de junio de 2016. La Secretaria de Inclusión Social, Vanda Pignato, participó hoy en el acto de conmemoración del Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez, creado por acuerdo de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). A la actividad también asistió la Secretaria de Cultura, Silvia E. Regalado.

Según apuntó la misma funcionaria, la violencia contra las personas adultas mayores ha sido un tabú por mucho tiempo en el país, ocurre de forma silenciosa, y muchas veces es ejercida en su círculo más cercano (familias, comunidad, cuidadores o cuidadoras). Claros ejemplos de ello son: el abandono o aislamiento a las personas mayores en sus propias casas, incluso cuando conviven con otras personas, pues no se interactúa con ellas, ni se toma en cuenta sus opiniones o decisiones.

“El abuso no existe solamente cuando hay golpes  o vejaciones. El maltrato psicológico, uno de los más silenciosos, tiene un impacto devastador en la persona mayor que lo sufre;  ésta llega a creer  que debe  aceptar el maltrato como algo natural y que no vale lo suficiente para ser respetada en sus derechos”, dijo la Secretaria Pignato, al momento de apuntar que los diferentes tipos de violencia tienen como trasfondo común la discriminación, la cual debe contrarrestarse capacitando y sensibilizando sobre el envejecimiento, derechos y  trato digno a las personas de edad.

Lamentablemente el maltrato a las personas adultas mayores está generalizado en la sociedad; ocurre en el mismo ámbito institucional, en formas tan sutiles como la falta de deseo o poca paciencia para atenderlas. Es frecuente verlas en largas colas de espera, en condiciones inapropiadas, esperando para recibir algún servicio. Para erradicar todas esas prácticas se hace necesario formar al funcionariado en la comprensión del envejecimiento, erradicación de estereotipos y la búsqueda de alternativas para mejorar la prestación de sus servicios a esta población.

La Secretaria Pignato también señaló que la conmemoración de hoy coincide con el primer aniversario de la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores, documento que recoge el derecho inalienable de la persona mayor a ser respetada, no discriminada y vivir en libertad, seguridad personal y dignidad, y reiteró su compromiso para avanzar en el proceso de adhesión y posterior ratificación de la misma por parte de El Salvador.

La actividad de este día fue organizada por la SIS, con el apoyo de la Secretaría de Cultura y organizaciones de personas adultas mayores.