Meanguera, Morazán. Miércoles, 24 de abril de 2019. El Gobierno de El Salvador, a través de la Dirección de Persona Adulta Mayor de la Secretaría de Inclusión Social (SIS), dio este día por iniciados los servicios del Centro de Día para personas adultas mayores que funcionará en el caserío El Mozote, del municipio de Meanguera, en el departamento de Morazán. Esta acción responde a la sentencia emitida por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) hacia el Gobierno de la República, donde se piden medidas de reparación para las víctimas y sobrevivientes de la masacre de El Mozote y lugares aledaños -ocurrida en 1981- durante el conflicto armado que vivió el país.

El evento estuvo presidido por la Subsecretaria de Inclusión Social, Guadalupe Hernández de Espinoza y el Director General de Coordinación de Gobierno y Cooperación Externa de la Secretaría Técnica y de Planificación de la Presidencia de la República, Carlos Sáenz, junto a la Presidenta de la Asociación Promotora de Derechos Humanos de Víctimas de El Mozote (APDHEM), Dorila Márquez.

Gracias al funcionamiento de este Centro de Día, un aproximado inicial de 200 personas de edad,  tendrán servicios como salud preventiva, educación en derechos, actividades ocupacionales; atención a cuidadores y cuidadoras familiares, y servicios sociales, incluyendo servicios domiciliares para quienes no pueden acudir al Centro, según precisó la Subsecretaria de Inclusión Social.

El funcionamiento del modelo de atención para personas de edad en El Mozote, es una respuesta Gobierno salvadoreño de brindar a estas personas el resarcimiento que durante décadas les fue negado, ya que los gobiernos anteriores no reconocieron su responsabilidad en el crimen cometido en El Mozote y caseríos vecinos.

La prioridad de atención será para las personas adultas mayores sobrevivientes de la masacre o familiares de víctimas que habitan en los municipios de Jocoaitique, Meanguera, Perquín y Arambala, y que se encuentran en mayor situación de vulnerabilidad o que no cuentan con redes familiares de apoyo; no obstante, también podrá atenderse a otras personas de edad que no fueron afectadas por la masacre.

Previo a la inauguración de estos servicios, la SIS también desarrolló el Diplomado en Atención Geriátrica para personal de salud de la zona de oriente, con énfasis en quienes se desempeñan en la zona de El Mozote, con el fin de que contaran con conocimientos actualizados y habilidades específicas para prestar una atención de calidad a las personas adultas mayores una vez iniciará el funcionamiento de este Centro de Día.

La Subsecretaria de Inclusión Social, agradeció a la Secretaría Técnica y de Planificación de la Presidencia de la República y al Ministerio de Salud por todo el apoyo prestado para hacer realidad este proyecto, y recordó a mujeres como Rufina Amaya y María Julia Hernández, incansables luchadoras en la búsqueda de justicia y reparación para las personas afectadas por la masacre de El Mozote. Igualmente destacó la fortaleza de esta población y pidió que se mantenga viva la memoria histórica para que hechos tan lamentables no se repitan.