San Salvador. Viernes, 24 de febrero de 2017. El Director de Diversidad Sexual de la Secretaría de Inclusión Social (SIS), Cruz Torres, participó esta mañana en la entrevista Frente a Frente de Telecorporación Salvadoreña (TCS), con el periodista Moisés Urbina, e hizo un llamado a la sociedad salvadoreña para comprometerse a erradicar la discriminación que sufren las personas Lesbianas, Gais, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales (LGBTI), esto en relación a los asesinatos de tres mujeres trans ocurridos en días recientes.

Junto al Director Torres participó en la entrevista la Directora Ejecutiva del Espacio de Mujeres Lesbianas Salvadoreñas por la Diversidad (ESMULES), Andrea Ayala. En su intervención también sentaron posición sobre los asesinatos de tres mujeres trans, ocurridos en días recientes en el municipio de San Luis Talpa (La Paz), algo que ha generado alarma por haber ocurrido en una zona específica en corto tiempo y porque han dado paso a amenazas contra organizaciones y activistas de derechos de la población LGBTI.

“Es necesario reconocer que este tipo de crímenes está afectando a toda la sociedad, particularmente a toda la población LGBTI”, dijo el Director de Diversidad Sexual, quien también se solidarizó con las familias de las víctimas. Durante estos primeros dos meses del año, se contabilizan 17 homicidios de personas LGBTI.

Ayer, la Secretaria de Inclusión Social, Vanda Pignato, el Director Cruz y la Directora Ayala, se reunieron con el Jefe de la Oficina Fiscal de la ciudad de Zacatecoluca, en el departamento de La Paz, Juan Hernández, a quien ofrecieron su apoyo para acompañar el proceso que se lleva a cabo en torno a los homicidios.

Ante los constantes hechos de discriminación a la población LGBTI y los asesinatos de las tres mujeres trans, el Director recalcó la necesidad de que la sociedad -en su conjunto-se comprometa a erradicar todas las formas de discriminación, comenzando desde los hogares, ya que muchas personas LGBTI sufren exclusión incluso en su entorno familiar; exclusión que luego trasciende a los ámbitos educativos y laborales, entre otros.

Tanto el Director Cruz como la Directora Ejecutiva de ESMULES señalaron que esa exclusión vuelve blanco fácil de crímenes de odio a las mujeres trans (personas nacidas como hombres, pero con una construcción y expresión de género femenina), que son las que más son asesinadas dentro de la población LGBTI. Esa situación es tan alarmante que la esperanza de vida de una mujer trans en Latinoamérica es de 35 años, según investigaciones.

El funcionario señaló que muchos hechos de discriminación y exclusión a las personas LGBTI son producto de la desinformación y el desconocimiento de gran parte de la población, algo que también se refleja en el mismo actuar de funcionarios y funcionarias que tienen la obligación de garantizar y facilitar el ejercicio de sus derechos a toda la población.