San Salvador. Jueves, 7 de diciembre de 2017. La Subsecretaria de Inclusión Social, Guadalupe Hernández, participó este día en la presentación del Índice de Inclusión Institucional LGBTI, realizado por la Secretaría de Inclusión Social (SIS) para evaluar a las instancias gubernamentales que realizan las mejores prácticas de no discriminación por orientación sexual e identidad de género. El Índice fue expuesto por el Director de Diversidad Sexual de la SIS, Cruz Torres.

Aunque la Constitución de la República y otras normativas internacionales como la misma Declaración de Derechos Humanos establece que todas las personas tienen los mismos derechos, en muchos países -entre ellos El Salvador- hay funcionarios y funcionarias que muestran resistencia a la hora de atender personas Lesbianas, Gais, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales (LGBTI). Con esta actitud no solo se vulnera el derecho de esa persona, sino también el desarrollo integral del país como una nación justa, digna e inclusiva, tal y como apuntó la Subsecretaria Hernández.

Ante esa realidad se vuelve necesario evaluar el trabajo de las instituciones de Gobierno en materia de atención a población LGBTI, algo que también concuerda con el Plan Quinquenal de Desarrollo 2014-2019 y con el Decreto Ejecutivo 56 que plasman expresamente el compromiso del Órgano Ejecutivo de erradicar toda forma de discriminación por orientación sexual e identidad de género en la administración pública.

La elaboración de dicho Índice estuvo a cargo de la Dirección de Diversidad Sexual de la SIS, y busca ser una herramienta que provee pautas e indicadores mínimos que las instancias gubernamentales pueden incluir en su trabajo para brindar servicios y atención inclusiva para las personas LGBTI. Es importante apuntar que en el proceso de elaboración del Índice se incluyó también la opinión de organizaciones sociales pro derechos LGBTI.

Se evaluaron 21 instituciones de Gobierno a las que se les consultó y verificó las acciones que han desarrollado para hacer efectivo el cumplimiento del Decreto Ejecutivo 56, vigente desde el año 2010. Las dos instancias mejor evaluadas fueron el Ministerio de Trabajo (MINTRAB) y el Ministerio de Salud (MINSAL). La Subsecretaria de Inclusión Social felicitó a ambos ministerios y señaló que el Índice sirve a la SIS para saber qué dependencias de Gobierno necesitan más asesoría, de parte de la SIS, para garantizar el ejercicio de derechos de la población LGBTI. Igualmente hizo un llamado a las y los titulares de las instancias gubernamentales para comprometerse con este trabajo.

El Director de Diversidad Sexual de la SIS explicó que “la recolección de datos se realizó a través de una tarjeta de puntaje en al que se recabó información de seis categorías e ítems descriptivos que permitió una primera autoevaluación de cada una de las instituciones relativa a la inclusión de población LGBT”. Este método además identificó información sobre asuntos relevantes al interior de las instituciones como la relación con su personal, contratistas y partes orgánicas de la misma; y de la prestación de servicios, su relación con las personas usuarias y la población LGBTI.

Algunas de las acciones evaluadas en las tarjetas de puntaje fueron: difusión del Decreto Ejecutivo 56, normativa interna para garantizar la no discriminación por orientación sexual e identidad de género, respeto al nombre social (es decir por el que la persona desea ser llamada) de las personas trans; mandos altos y medios de la institución reciben periódicamente formación/sensibilización en temas de diversidad sexual; procedimientos de relaciones laborales para solventar denuncias de acoso laboral por orientación sexual e identidad de género, entre otros.

El funcionario también apuntó que tanto el MINTRAB como el MINSAL poseen enlaces LGBTI institucionalizados para mesas y mecanismos de consulta; además, poseen decretos ministeriales que al igual que el Decreto 56 prohíben toda forma de discriminación por orientación sexual e identidad de género.

Este es el primer Índice de su tipo elaborado en el país, y fue posible gracias al apoyo del Gobierno de la República de China (Taiwán). El Director Torres señaló que se hará una nueva evaluación a finales de 2018, y para entonces se esperan mejores resultados, pues las instituciones con menor puntaje en esta ocasión han mostrado ya interés por mejorar su trabajo hacia las personas LGBTI.