San Salvador. Lunes, 23 de enero de 2017. La Secretaria de Inclusión Social, Vanda Pignato, inauguró esta mañana el Foro “Las personas adultas mayores en el Siglo XXI”, organizado por la Dirección de Persona Adulta Mayor de la Secretaría de Inclusión Social (SIS), con el fin de analizar y reflexionar sobre las realidades y desafíos que enfrentan actualmente las personas de edad. La actividad se desarrolla en el marco del Mes de la Persona Adulta Mayor.

La funcionaria señaló que la salud, la discriminación y la violencia son algunos de los problemas que incrementan las condiciones de vulnerabilidad de personas adultas mayores (de 60 años en adelante) en la actualidad. Respecto a la discriminación señaló que a pesar de que ésta es una constante en la vida de las mujeres, al llegar a adultos mayores los hombres son también víctimas de este problema. “En nuestro país, al menos un 23% de hombres viven solos y sin apoyos, contra un 9% de las mujeres”, precisó al hacer referencia a información incluida en la Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples, realizada por la Dirección General de Estadística y Censo (DIGESTYC) en el año 2012.

La salud es uno de los grandes desafíos para la población adulta mayor del país y en muchas partes del mundo. Es en esta etapa cuando muchas personas comienzan a presentar enfermedades crónicas, en numerosas ocasiones provocadas por descuidos en diferentes aspectos de su vida en año anteriores. A esto se suma ahora el VIH, pues según mediciones realizadas a nivel global, las personas de edad están entre los grupos poblacionales en los que se registra mayor número de nuevas infecciones de VIH en los últimos años.

En relación al cuidado de la salud es importante también señalar que los hombres son menos dados a realizarse chequeos médicos durante su etapa productiva, situación que es importante revertir para prevenir futuras complicaciones.

En cuanto a la violencia hacia las personas adultas mayores, la Secretaria Pignato señaló que es urgente que cuenten con mayor protección ante ésta en un futuro inmediato, y para ello es necesario un esfuerzo en dos vías: empoderarlas en sus derechos y cómo protegerse y prevenir la violencia, además de trabajar con las instituciones para mejorar los mecanismos de atención a la violencia.

Es importante recordar que las personas de edad conforman el 10% de la población total de El Salvador.

Leer discurso

Leer discurso

Ver video

Ver video