La solidaridad y apoyo del Gobierno de Japón para los salvadoreños y las salvadoreñas vuelve a manifestarse nuevamente con el donativo de sillas de rueda y andaderas entregado esta tarde por el Embajador de Japón en el país, Masataka Tarahara a la Secretaría de Inclusión Social (SIS). La recepción de esta ayuda estuvo a cargo de la Secretaria de Inclusión Social, Vanda Pignato.

Son en total 200 sillas de rueda y 100 andaderas que la SIS destinará a la atención de usuarias de las sedes de Ciudad Mujer que funcionan en Santa Ana, Colón, San Martín, Usulután, San Miguel y en Morazán (esta última, próxima a inaugurarse). Las ayudas técnicas han sido fabricadas en Japón, específicamente en zonas afectadas por el terremoto y tsunami de 2011.

La Secretaria Pignato, agradeció la solidaridad del pueblo y el Gobierno de Japón con el pueblo salvadoreño, especialmente con las personas que más lo necesitan; ya que contar con tales ayudas técnicas permitirá atender más dignamente a mujeres embarazadas, con discapacidad, adultas mayores o cualquiera que lo necesite, mientras reciben sus servicios en los centros Ciudad Mujer.

Japón es una nación cuyo gobierno mantiene estrechos lazos de amistad y cooperación con el Ejecutivo salvadoreño, en particular con la SIS, institución a la que este mismo año también entregó un donativo de cinco microbuses destinados para el transporte de embarazadas, adultas mayores y mujeres con discapacidad en las sedes de Ciudad Mujer que funcionan en Santa Ana, San Martín Usulután, San Miguel y Morazán. La cooperación japonesa también queda de manifiesto con el financiamiento de la construcción de la pasarela inclusiva que estará localizada en las cercanías de Ciudad Mujer Santa Ana.

Leer discurso

Ver video